Practicopedia

¿La listeriosis puede afectar a los animales de compañía?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 9 de septiembre de 2019

2 minutos

En las últimas semanas, han surgido casos de listeriosis en perros por el consumo de dicha carne

¿La listeriosis puede afectar a los animales de compañía?

Como hemos descubierto a lo largo de las últimas semanas debido a un brote que ha puesto en jaque a las autoridades sanitarias, la listeriosis “es una infección grave causada por el microbio Listeria monocytogenes. Las personas por lo general se enferman con listeriosis después de comer alimentos contaminados. La enfermedad afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado”, tal y como explican desde el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC @CDCespanol).

En esta ocasión, el foco de la infección ha sido un lote de carne mechada de la marca La Mechá, que por el momento ha causado ya tres víctimas mortales y más de 200 afectados. Y es que este peligroso microorganismo es uno de los principales riesgos en lo que a seguridad alimentaria se refiere, muy presente en el suelo de los campos de cultivo, el alimento del ganado o algunas especies de animales domésticos.

Ante el alcance del problema y el hábito de algunas personas de dar a sus mascotas comida humana, es inevitable que surja la siguiente cuestión: ¿pueden los animales contraer también la listeriosis?

No des a tu mascota comida contaminada por Listeria

A través de un comunicado oficial, la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE @ceve_vet) ha pedido a la población que no ofrezcan a los animales los restos de carne que puedan estar contaminados con Listeria monocytogenes, pues ellos también corren el riesgo de contraer la enfermedad por la ingesta de dicho producto o el contacto directo con la bacteria presente en el entorno.

Literiosis en animales

Esta “produce infección tanto a los humanos como a los animales de distintas especies que, además de sufrir la infección, pueden actuar como reservorio de la infección favoreciendo la distribución de la bacteria en el territorio donde están asentados e, incluso, a las fuentes de agua”, aseguran. “Debido a la extrema cercanía con la población, los perros y los gatos tienen una especial importancia ya que si sufren una infección y síntomas clínicos digestivos (diarrea) producirán a través de las deposiciones una contaminación del hogar en el que residen, favoreciendo la transmisión de la infección a las personas vulnerables”, añaden.

Bajo esta premisa, en apenas unos días se han detectado dos casos de listeriosis en animales de compañía, uno en Málaga y otro en Sevilla. El primero es un galgo de una de las familias que ha sido hospitalizada tras sufrir uno de los brotes y que mostró síntomas digestivos alarmantes. El segundo perro enfermó accidentalmente al entrar en contacto con la carne contaminada que sus dueños habían desechado al conocer la noticia. Ambos han sido dados de alta.

No obstante, las autoridades aseguran que nuevos casos podrían salir a la luz en las próximas semanas o que incluso algunos no sean detectados, debido a la dificultad para recoger muestras y procesarlas en el laboratorio, pues no se disponen “de pruebas serológicas que nos faciliten hacer diagnósticos más precisos y tampoco de protocolos oficiales de actuación ante un caso sospechoso”, denuncia Delia Saleno, presidenta de CEVE, en otro comunicado.

Por eso, se deben seguir las precauciones hasta el extremo y si crees que tu mascota ha podido estar en contacto con este producto, acude al veterinario cuanto antes, aunque no muestre síntoma alguno.

0

No hay comentarios ¿Te animas?