Practicopedia

Pon a punto tu aire acondicionado

N. Abril

Jueves 11 de junio de 2020

2 minutos

Ventilador, filtro, unidad exterior o carga de gas deben revisarse todos los años antes del verano

Pon a punto tu aire acondicionado

El verano está a la vuelta de la esquina, y el calor ya asoma o se ha presentado en varias comunidades. Como su estancia será larga, los hogares comienzan a mirar a los aires acondicionados como su solución para olas de calor y noches en vela. Para no llevarnos sorpresas, habrá que realizar una puesta a punto para optimizar su funcionamiento y tenerlos como en el primer día.

Una opción es llamar a un profesional para que se encargue de esta revisión, pero aquí os dejamos 7 consejos para que vosotros mismos podáis hacer esta puesta a punto.

aire acondicionado

 

Consulta el manual de instrucciones: Como en todos los aparatos eléctricos, antes de “meterles mano” habrá que consultar el manual de instrucciones ya que nos dará unas pautas para la revisión y el mantenimiento del mismo. Por norma general estos sistemas de aire acondicionado comparten los mismos procesos para hacer la revisión, pero siempre es preferible consultar el libro para que no tengan ningún añadido además de procesos generales.

Electricidad: Una vez leído el manual, y con ganas de comenzar, habrá que apagar el interruptor del aire acondicionado en el cuadro eléctrico para nuestra seguridad y la del aparato.

Filtros: Los filtros son componentes muy sensibles en este tipo de sistemas. Son los encargados de retener todo tipo de impurezas del aire como pueden ser ácaros, virus, bacterias… Un elemento importante sobre todo para las personas con algún tipo de alergia. El proceso es sencillo: abrimos la tapa de la unidad interior y retiramos los filtros. Una vez tengamos los filtros en nuestro poder podemos usar primero una aspiradora para retirar las partículas y posteriormente los cepillamos con agua. Una vez acabada la tarea, que nos llevará alrededor de 10 minutos, los dejamos secar en un lugar aireado, pero sin contacto directo con el sol y cualquier fuente de calor.

Limpieza de la unidad exterior: La batería, que se encuentra justo detrás de la unidad exterior, también es una zona que suele acumular mucha suciedad, por lo que no debe olvidarse en esta limpieza anual. Aun así, esta operación es muy delicada por lo que deberemos realizarla con total destreza utilizando a poder ser aire a presión.

Polvo en la unidad interior: Además de los filtros, la unidad interior también puede acumular mucha suciedad dependiendo del uso que le demos al sistema de aire acondicionado. En este caso utilizaremos un trapo con agua y jabón y limpiaremos toda la unidad dando más importancia a zonas como las rejillas.

El ventilador: Podemos activar la función ventilador con nuestro mando a distancia y dejarla activa durante una media hora para finalizar la limpieza. Con esta acción el sistema acabará de expulsar cualquier resto de suciedad que pudiera contener en las aspas.

Carga el gas refrigerante: La carga del gas refrigerante es importante para el funcionamiento del sistema de aire acondicionado, pero, más importante es saber a qué se debe la falta de este gas ya que, si el sistema está en óptimas condiciones, no debería de escasear este tipo de gas en ningún momento de la vida útil del aparato. Si sospechamos que no tenemos la suficiente carga de gas, podremos fijarnos en algunos indicadores como por ejemplo que el aparato no enfríe, la tubería de cobre del exterior está congelada o hay un goteo en el interior.

Con estos pasos conseguiremos tener un aparato en las mismas condiciones que el primer día, y así disfrutar de un frescor que nos hará olvidar los días calurosos de verano.

0

No hay comentarios ¿Te animas?