Porqué

¿Por qué los ladrones pueden poner una marca en tu casa?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Domingo 12 de mayo de 2019

2 minutos

Vigila cualquier elemento extraño pues aporta información que facilita un posible robo

Los ladrones utilizan marcas para después robar en tu casa

Aunque la obra de teatro de Enrique Jardiel Poncela se titulase Los ladrones somos gente honrada, nada más lejos de la realidad. Los ladrones cometen delitos y aprovechan cualquier debilidad de sus víctimas. Esto sucede también en nuestros hogares.

Cuando cometen algún robo, hay quien se sorprende de su efectividad sin pensar que detrás del mismo hay un trabajo de vigilancia en el que utilizan marcas que les aportan mucha información. Estas suelen pasar inadvertidas y pueden hacerlas en la puerta de tu domicilio, en el buzón o incluso en el portero automático. Así que, no dejes de fijarte en cualquier símbolo extraño o elemento que “no debería estar allí”, pues podrías ser un objetivo.

¿Cómo son las marcas y para qué sirven?

Las marcas son minúsculos símbolos que, en principio, solo ellos entienden. Desde cruces, hasta letras o figuras geométricas tienen su propio significado. Pero no es lo único que los cacos utilizan para llevar a cabo sus fechorías. En ocasiones emplean pequeños trozos de plástico o papel –apenas imperceptibles– que colocan en tu puerta para saber si sales o no de casa, o si te ausentas unos cuantos días.

Por lo tanto, su finalidad no es otra que saber todo lo posible de las posibles víctimas:

  • Habitantes. Para los ladrones resulta clave saber quiénes ocupan una vivienda: si solo hay mujeres, si hay niños solos durante un periodo de tiempo, si únicamente hay una persona, si sus habitantes son personas mayores, si son inválidos e incluso si tienen un perro.
  • Tipo de casa. No es lo mismo la vivienda habitual que una que tenga carácter vacacional o que se ocupe solo en determinados momentos del año. Asimismo, no resulta igual de provechoso el robo en una casa donde se presume que hay riqueza que en otra donde no hay “nada que rascar”.
  • Facilidades. Otros datos que desvelan las marcas son los relativos a la sencillez para entrar y salir, así como en qué momento del día resulta más adecuado el robo. Cabe señalar que estas marcas no solo sirven para robos que evitan el contacto con los inquilinos, sino que aportan información sobre si es posible engañarlos o incluso amenazarlos. A fin de cuentas, los ladrones buscan delinquir con facilidad, por lo que no es de extrañar que se aprovechen de personas mayores, inválidas o incluso niños.

Llama a la Guardia Civil o la Policía

Por lo tanto, si ves algo extraño o alguna marca en tu vivienda, no dudes en avisar a la Guardia Civil llamando al 062, ya que ellos te aconsejarán y comprobarán si han sido realizadas por ladrones. Y por supuesto, elimínalas para dificultar la labor de los delincuentes.

La mejor defensa es una buena prevención, sobre todo si tenemos en cuenta que en los primeros tres trimestres de 2018 hubo casi 80.000 robos en domicilios en España, según datos del Ministerio del Interior.

0

No hay comentarios ¿Te animas?