Practicopedia

¿Qué son los aditivos alimentarios?

Lola Santos

Foto: BigStock

Sábado 9 de mayo de 2020

2 minutos

La letra E seguida de tres cifras es la forma de nombrar a estas sustancias

aditivo, alimento

Los aditivos alimentarios están presentes en nuestra alimentación. Son sustancias que se añaden a los alimentos para mantener o mejorar su inocuidad, su frescura, su sabor, su textura o su aspecto.

Estas sustancias se pueden obtener de plantas, animales o minerales o producirse sintéticamente. Se añaden de forma intencionada con un determinado propósito y para dotar al alimento en cuestión de unas características que los consumidores suelen identificar con él. Actualmente, se utilizan cientos de aditivos con funciones específicas que permiten que los alimentos sean más inocuos o tengan un mejor aspecto.

Un poco de historia

Desde siempre, el hombre ha tratado de conservar sus alimentos y, con el paso del tiempo, ha ido perfeccionando los métodos para conseguirlo, desde el secado o el ahumado hasta la salazón. Con la llegada de los avances industriales, las técnicas de conservación crecieron exponencialmente, dando paso a la congelación, la ultracongelación, el envasado al vacío, la liofilización o la esterilización, entre otras.

Y, con el desarrollo de la química, llegaron los aditivos como los conservantes o antioxidantes, por ejemplo. A esto se añadió una nueva preocupación por el aspecto y por lograr un sabor más agradable de los alimentos, que trajo el uso de colorantes y aromas y potenciadores del sabor.

Existen 27 clases distintas de aditivos en función de sus propiedades. Por ejemplo, los colorantes son aditivos que añaden o restablecen el color de los alimentos mientras que los conservantes aumentan la vida útil de los mismos. También podemos encontrar antioxidantes, emulsionantes, estabilizantes, gelificantes, ácidos o potenciadores del sabor, entre otros.

especias, colorantes

Visto bueno internacional

La OMS, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), evalúa los riesgos para la salud humana de los aditivos alimentarios a través de un grupo internacional e independiente de expertos científicos.

Este grupo comprueba la inocuidad de los aditivos alimentarios naturales y sintéticos y da el visto bueno para la utilización de aquellos que no presentan riesgos sanitarios para los consumidores.

Sin embargo, sí se pueden producir reacciones alérgicas e intolerancias en aquellas personas con especial sensibilidad o predisposición. Conocer bien estos aditivos y leer atentamente las etiquetas de los alimentos permite que se puedan evitar las alergias.

Regulación europea

La Unión Europea ha promulgado un reglamento que regula la inclusión en el etiquetado de los aditivos alimentarios, estableciendo un código para estas sustancias, formado por la letra “E” seguida de tres cifras.

La lista de aditivos alimentarios aprobada por la UE incluye el nombre del aditivo alimentario y su número E, los alimentos a los cuales puede añadirse, las condiciones en las cuales puede utilizarse y las restricciones a su venta directa al consumidor final.

Puedes consultar el listado de aditivos alimentarios de la Unión Europea publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea en 2011 aquí.

0

No hay comentarios ¿Te animas?