Practicopedia

Conoce a qué tipo de abogado debes acudir dependiendo de cuál sea tu problema

Marco Herrera

Foto: Bigstockphoto

Martes 13 de agosto de 2019

2 minutos

El Código Civil es donde se enmarcan la gran mayoría de problemas legales de los españoles

Conoce a qué tipo de abogado debes acudir dependiendo de cuál sea tu problema

Es poco frecuente que la mayoría de las personas tengan que acudir a un abogado, al menos con frecuencia. Por ello, cuando se presenta alguna ocasión en la que debemos hacerlo, podemos desconocer o dudar a qué tipo de abogado dirigirnos para consultar nuestro problema y que se hagan cargo del caso.

Aunque muchos profesionales y despachos te recomendarán a un compañero más especializado, hacemos una breve guía sobre los tipos de especialidades que existen en la abogacía y a cuál de ellos debes dirigirte en caso de necesitarlo.

Problemas cotidianos 

Con problemas leves nos referimos a casos más cotidianos, como pueden ser multas de tráfico, divorcios, problemas en la comunidad de vecinos, impagos de inquilinos si alquilas un inmueble, herencias, problemas laborales, pagos de impuestos... Para todos ellos en nuestro país está el Código Civil, mientras que para problemas de orden delictivo más graves está el Código Penal.

En lo civil podemos encontrar, por ejemplo, a los abogados de familia, a los que debemos acudir en casos de divorcio, separación y todo lo que tiene que ver con el posterior cuidado de los menores en común: guarda y custodia, pensión alimenticia, paternidad y filiación, régimen de visitas, etc. 

Para los inconvenientes y acciones legales en el ámbito laboral, deberemos dirigirnos a un abogado laboralista, que se encargará de luchar por nuestros derechos en el ámbito del trabajo, encarando desde despidos improcedentes, acuerdos sindicales o posible mobbing en una empresa.

Oficina de trabajo y abogados

En el mundo empresarial y todos los problemas legales que conlleven acuerdos entre empresas, colaboraciones o competencias, los encargados serán los abogados mercantiles.

Por otro lado, los abogados de lo administrativo son los más adecuados para intervenir siempre que en el proceso participe una administración pública. Por su parte, los fiscalistas se ocupan de los casos que requieren Derecho financiero y tributario.

Para el resto, como pueden ser ejecuciones hipotecarias, problemas en la comunidad de vecinos o impagos de inquilinos, los abogados de lo civil son quienes mejor se harán cargo.

Casos delictivos

Saliendo del Código Civil y entrando en el Penal, los penalistas se encargan de conductas manifiestamente delictivas, que pueden acarrear hasta penas de prisión. Estos abogados asisten a sus clientes durante instrucciones y juicios orales. En el caso de ser la parte perjudicada, el penalista será quien lleve a cabo la denuncia o querella. Si es el defensor del presunto infractor, su cometido será que su cliente quede absuelto o reducir al máximo su condena.

0

No hay comentarios ¿Te animas?