Practicopedia

Trucos infalibles para que tus calcetines vuelvan a ser blancos

Rosa Roch

Foto: BigStock

Sábado 27 de febrero de 2021

3 minutos

Tres maneras para blanquear los calcetines más sucios y amarillentos sin perjudicar el medioambiente

Trucos infalibles para que tus calcetines vuelvan a ser blancos
Rosa Roch

Foto: BigStock

Sábado 27 de febrero de 2021

3 minutos

Uno de los placeres de estar en casa es quitarse los zapatos y ponerse las pantuflas, chanclas o, si me apuras, caminar con los pies descalzos, pero esto último que resulta muy cómodo tiene el inconveniente de que deja los calcetines negros, por limpio que se vea el suelo, actúan como una mopa que recoge todo el polvo y con el tiempo y los lavados pierden el color blanco, amarillean y aparecen manchas que no desaparecen por mucho que se pongan en legía.

Lo más fácil es tirarlos, pero tanto el bolsillo como la naturaleza acabarían resintiéndose, cada pequeño gesto ayuda. Por este motivo si no quieres prescindir del placer de caminar con los pies descalzos te propongo tres métodos para blanquear los calcetines “más negros” de manera natural y cuidando el medioambiente.

Además de la suciedad que se acumula en los calcetines, también es la pieza de nuestra vestimenta diaria que recoge más mal olor ya que al estar dentro de los zapatos o las zapatillas deportivas van recogiendo todas la humedad que expelen nuestros pies y, por las condiciones de oscuridad en las que se encuentra, se incrementa la formación de bacterias que se alimentan de las células muertas.

Trucos para que los calcetines queden verdaderamente blancos

Primera opción

  • Necesitarás 2 cucharadas soperas de sal y un litro de agua.

En un balde pondremos el agua tibia y la sal, sumergiremos los calcetines y los dejaremos en remojo durante unos 10 minutos. Si quieres obtener un efecto más potente, añade unas gotas de detergente para la ropa. Frota los calcetines y enjuaga con agua fría.

Segunda opción

  • Necesitarás medio vaso de zumo de limón y un litro de agua tibia.

La manera de proceder es similar a la anterior. En un balde colocaremos el agua tibia, los calcetines y el zumo de limón. Dejaremos en remojo durante unos 45 minutos. Enjuagaremos y tenderemos al sol. El limón y el sol, además de blanquear eliminará a la perfección las bacterias.

Tercera opción

  • Para este método necesitaremos dos cucharadas de bicarbonato de socio y medio limón.

Humedeceremos los calcetines y colocaremos sobre las manchas el bicarbonato y el limón. Frotaremos suavemente, dejaremos actuar durante unos 10 minutos. Acto seguido enjuagaremos y secaremos.

Estos tres métodos tan sencillos y ecológicos dejarán los calcetines sin rastro de manchas y devolverá el color blanco a esos calcetines amarillentos.

Sobre el autor:

Rosa Roch

Rosa Roch es redactora especializada en temas de salud, alimentación y gastronomía.

… saber más sobre el autor