Practicopedia

Trucos caseros para quitar las manchas de sangre de tejidos

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 2 de agosto de 2019

1 minuto

Es complicado eliminar este tipo de suciedad, sobre todo si ha pasado tiempo y se ha secado

Trucos para quitar las manchas más complicadas de sangre

La nariz que nos sangra de repente o una aparatosa caída que hace que tengamos una herida en la frente con abundante sangre que cae sobre nuestra camisa impoluta. Una vez pasado el susto inicial y ya en casa, llega la tarea de limpiar esas prendas de ropa de esa mancha de sangre que resulta un poco complicado que desaparezca si la metemos sin más en la lavadora.

Trucos para quitar las manchas más complicadas de sangre

Pon en práctica estos sencillos trucos

Aprende estos remedios caseros si quieres eliminar todo rastro de sangre de la ropa, sobre todo si esa suciedad se ha secado sobre ese tejido. 

  • Agua oxigenada. Este truco puede usarse tanto para las prendas de ropa como por ejemplo para las sábanas si nos ha sangrado la nariz por la noche sin darnos cuenta. Gracias a su efecto de oxidación, elimina los microorganismos de esa mancha, al tiempo que ayuda a blanquear la ropa. Para ello, aplica el agua oxigenada sobre esa mancha de sangre y deja que actúe un par de minutos. A continuación, deja la prenda a remojo en agua fría durante una media hora. Lo que buscamos con estas dos acciones es lograr que la mancha se vaya ablandando. Ahora, enjuágala y frota la zona manchada con un poco de jabón neutro para eliminar los posibles restos que todavía queden. El paso final es meter la prenda en la lavadora, pero usando un programa de agua fría
  • Agua con sal. Ve a la cocina y echa un puñado de sal en un recipiente con agua. Mezcla ambos elementos hasta que tengas una pasta y aplícala sobre la mancha de sangre, sobre todo si se encuentra en un colchón. Espera a que se ablande y veas cómo se absorbe la sangre. A continuación, frota y cepilla la zona. Para terminar, dale con un secador para eliminar los posibles restos de humedad.
  • Agua con hielo o una aspirina disuelta. Otros dos trucos es poner hielo en agua o disolver una aspirina. En el primer caso, gracias a un paño mojado en ese hielo podemos frotar con cuidado para ir quitando esa complicada mancha de sangre de la prenda o tejido (por ejemplo, una alfombra); mientras que, por otro lado, podemos hacer una pasta con la aspirina para dejarla sobre esa sangre hasta que desaparezca del todo. Una vez comprobemos que es así, lavamos esa prenda con agua fría y jabón de forma normal. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?