Economía

"El 45,4% de los mayores de 55 años aceptó una jornada parcial de manera involuntaria en 2019"

65ymás

Viernes 16 de octubre de 2020

3 minutos

Según se desprende de un estudio realizado por UGT

"El 45,4% de los mayores de 55 años aceptó una jornada parcial de manera involuntaria en 2019"

El 45,4% de los mayores de 55 años que tuvo una jornada a tiempo parcial (437.000 personas) en 2019 la aceptó de manera involuntaria por no encontrar un trabajo a tiempo completo, cifra que es 24,8 puntos superior a la tasa de parcialidad involuntaria registrada en 2007, según se desprende de un estudio realizado por UGT.

Además, el sindicato ha puesto de relieve que una parte importante de las personas mayores de 55 años ha sido golpeada por el desempleo y por el paro de larga duración. De hecho, de los 3,24 millones de desempleados contabilizados por la Encuesta de Población Activa (EPA) en 2019, un total de 492.000 se encontraban en el grupo de edad por encima de los 55 años, el 15,2% del total de desempleados.

Asimismo, la organización sindical ha destacado que ha habido un aumento del volumen de desempleados de este grupo de edad desde 2007, ya que mientras el número total de personas desempleadas crecido en un 76%, el grupo de edad de 55 o más años lo ha hecho en un 258%, pasando de los 137.500 parados de esa edad en 2007 a 492.000 en 2019.

La tasa de desempleo de personas con más de 55 años casi se ha multiplicado por tres desde 2007, pasando del 5,7% al 12,2% en 2019. Además, el porcentaje de parados de larga duración alcanzó un 50,8% en 2007 y se elevó hasta el 63,9% en 2019. En total, en 2019, 314.300 personas mayores de 55 años buscaban empleo desde hace más de un año.

UGT ha alertado de que la extensión en la situación de desempleo y las restricciones de acceso a la protección por desempleo han conducido a un descenso de la cobertura de las personas mayores de 55 años. De hecho, de los 3,15 millones de parados registrados a diciembre de 2019, 25,7% tenía más de 55 años (más de 812.000 personas).

En 2019, había en España 16,2 millones de personas en situación de inactividad, de las cuales 8,6 millones tenían más de 65 años y 2,3 millones tenían entre 55 y 64 años. Es decir, el 67,6% del total de las personas inactivas en España tenía 55 años o más.

La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social, Mª Carmen Barrera, ha apuntado durante la presentación de informe que el sindicato lleva alertando durante los últimos cuatro años de un problema "importante" en el mercado de trabajo de este colectivo.

"Es el gran damnificado de la reforma laboral", ha remarcado tras apuntar, que en el debate acelerado que está habiendo de las pensiones se debe impulsar esta reivindicación de cara a que se alcancen "lo más rápido posible" soluciones desde el lado de la Seguridad Social.

La Seguridad Social deja de ingresar al año unos 5.241 millones de euros porque "la reforma laboral consiente que las empresas expulsen trabajadores del mercado de trabajo".

Para Barrera, la mejor manera de que se ingresen buenas cotizaciones es que las personas alcancen la edad legal de jubilación cotizando e ingresando sus cotizaciones a la Seguridad Social, "así conseguiríamos que se aumenten los ingresos y que se dejen de expulsar a personas del mercado de trabajo".

El 75% de los mayores de 55 años en paro cree que ya no volverá al mercado de trabajo

Políticas activas para mayores de 55 años 

"No podemos hacer la vista gorda. Hay personas que se han jubilado, porque fueron expulsadas de su puesto de trabajo y que han sufrido estos efectos", ha remarcado Barrera, que ve necesario que el Pacto de Toledo reconozca "el perjuicio" que se ha hecho a los mayores de 55 años.

Barrera ha dejado claro que este es un colectivo que necesita actuaciones que vengan de la mano de políticas activas de empleo, ya que "si no se actúa de manera eficaz" con estas herramientas, "nunca van a recuperar el empleo".

"La principal política que hay que realizar sobre este colectivo es recuperarlos para el empleo con políticas activas para que puedan llegar a la edad de jubilación en su puesto de trabajo, y esto pasa por incrementar los recursos y los medios", ha apostillado la secretaria de Políticas Sociales.

De hecho, ha puesto de relieve que el efecto desánimo ha crecido entre los mayores de 55 años debido a la falta de oportunidades de empleo y formación y a la ausencia de políticas activas de empleo centradas en este colectivo. Así, el 1,5% de las personas inactivas de más de 55 años no busca empleo, porque cree que no lo va a encontrar (más de 161.000 personas).

0

No hay comentarios ¿Te animas?