Banca

Cuentas bancarias para pensionistas: cuidado con el 'sin comisiones' y los descuentos

Pepa Montero

Jueves 11 de julio de 2019

6 minutos

Casi todas adelantan la pensión al día 25, pero muchas piden recibos, operar online o con tarjeta

Cuentas bancarias para pensionistas: cuidado con el 'sin comisiones' y los descuentos

Todas las claves para reclamar contra tu banco, desde la sucursal al Supremo

Evita los fraudes y timos al pagar con la tarjeta gracias a estas recomendaciones

 

Al igual que las cuentas corrientes normales exigen domiciliar la nómina, las cuentas especiales para personas mayores requieren domiciliar la pensión. Las diferencias entre unos bancos y otros radican en si existe o no un importe mínimo de dicha pensión y si la entidad pide más requisitos: cuántos, de qué tipo, con qué plazos y qué frecuencia.

Una cuenta pensión es una cuenta bancaria dirigida, sobre todo, a los jubilados (y resto de pensionistas) que cobran una prestación mensual emitida por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS @empleogob). La condición fundamental es tener domiciliada la pensión, cuyo importe mínimo dependerá de si ofrecen incentivos a cambio del ingreso, como dinero en efectivo, un televisor, rentabilidad o la exención de comisiones. Casi todas permiten realizar transferencias nacionales o dentro de la zona euro hasta 50.000 euros, tarjetas gratuitas, disposiciones de efectivo gratis en cajeros de la entidad, etc. Pero la ventaja clave es que adelantan el pago de la pensión.

Lo que ofrece la mayoría de bancos 

-Adelanto del cobro de la pensión al día 25 de cada mes. Esta es una ventaja que muchos pensionistas tienen en cuenta a la hora de elegir banco.

-Tarjetas de débito y crédito gratuitas; tanto la emisión como la renovación.

-Transferencias gratuitas en todos los países de la eurozona.

-Ingreso de cheques sin coste ni comisiones.

-Posibles descuentos al comprar en establecimientos de diversos tipos.

- Regalos a cambio de abrir la cuenta bancaria. 

Lo que debemos pedir y/o comprobar

-Cajeros próximos y gratuitos. Es importante que la entidad disponga de cajeros automáticos, si no queremos tener que pagar por retirar dinero.

-Saber exactamente cuánto dura la gratuidad. Hay bancos cuyas tarjetas son gratuitas... pero solo el primer año, y a partir del segundo año, dependiendo del uso.

-Que no obliguen a contratar otros productos. Algunos bancos reclaman que contratemos productos adicionales (seguro de vida, salud, automóvil, con primas mínimas), para darnos gratis lo que otros ofrecen, también gratis, sin necesidad de que el cliente se tenga que atar. Hay que comparar siempre. 

-Saber cuántos movimientos de tarjeta o recibos hacen falta para que no nos cobren comisiones. Todo eso va en la letra pequeña del contrato. 

-No firmar lo que no entendamos. Hay que preguntar siempre todo aquello que no entendamos del contrato.

Tres tipos de cuentas para personas mayores

Cuentas pensión

Algunos bancos pueden imponer requisitos extra que tendremos que cumplir si queremos contratar la cuenta pensión. Los más habituales son fijar un importe mínimo de la pensión domiciliada (por ejemplo, 600 euros), un número determinado de recibos, un gasto obligatorio en compras al mes o al año con la tarjeta, firmar un plazo de permanencia si la cuenta conlleva regalos, y un largo etcétera. Por tanto, antes de aceptar algo aparentemente gratuito del banco, es imprescindible revisar bien toda la documentación.

El comparador financiero Help My Cash (@InfoHelpMyCash) ha elaborado para 65Ymás un listado representativo de las principales cuentas-pensión, de acuerdo a la cantidad de requisitos que exigen, bajo la premisa de que "las cuentas más convenientes son por lo general las que menores requisitos exigen". (ver tabla inferior).

Grafico1

Fuente: Help My Cash

 

La Cuenta Experiencia, de Banco Sabadell (@BancoSabadell) es la que menos exigencias plantea a los clientes, ya que únicamente pide la domiciliación de la pensión. Le sigue la Cuenta Pensión Ruralvía (@CajaRuralReg), que además de la nómina mensual requiere utilizar la banca electrónica; la Cuenta Pensión al 5% TAE de Bankinter (@Bankinter), con un mínimo de 1.000 euros de pensión domiciliada, 3 recibos al trimestre y 3 movimientos con tarjeta; y la Cuenta Pensión Family Sénior de CaixaBank (@caixabank), con pensión mínima de 600 euros, 3 compras o 3 recibos al trimestre, y tener contratado algún seguro o saldo mínimo en planes de pensiones o fondos de inversión, según el análisis comparativo de Help My Cash

Grafico2
Fuente: Help My Cash

 

Respecto a las ventajas, lógicamente, varían según los requisitos, pero oscilan desde los descuentos en Renfe con la Tarjeta Dorada de Ruralvía, a la remuneración del 5% TAE durante el primer año hasta los 5.000 euros de Bankinter, o las dos tarjetas de crédito gratis de CaixaBank.

Tal y como señala la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU @consumidores), la  elección de una cuenta o de otra depende en muchos casos del importe de la pensión. "Con pensiones altas se puede acceder a cualquier cuenta, ya sea específica para pensionistas o no. Sin embargo, con pensiones más bajas las opciones de buenas cuentas se reducen bastante", afirman los expertos de la OCU, que advierten asimismo de que "en algunas cuentas las transferencias son gratis solo cuando se realizan online". De ahí la importancia de leer bien la letra pequeña y preguntar todas las dudas posibles. 

Para el economista Javier Santacruz (@santacruz_s_a), "hay que vigilar especialmente la venta vinculada de otros productos aunque estos puedan ser garantizados o sin comisiones. Importantes bancos españoles han lanzado ofertas con productos vinculados donde hay costes ocultos o de letra pequeña difíciles de detectar por parte de un pensionista, más si este no cuenta con un correcto asesoramiento financiero".

Cuentas libres de requisitos y online

No es ni mucho menos obligatorio que la cuenta que vayamos a abrir sea una cuenta pensión. El pensionista debe valorar si le compensa contratar una cuenta libre de requisitos y domiciliar en ella su prestación mensual. Para los clientes más digitales, los más acostumbrados a operar online, o a quienes no les importe gestionar su dinero desde el móvil, les pueden ser más beneficiosas las cuentas online, que no cobran comisiones por mantenimiento, tarjetas, transferencias o retiradas de efectivo en cualquier cajero. 

Sin embargo, como explican los expertos de la OCU, para la mayoría de los pensionistas de más edad la banca online "queda fuera de sus posibilidades o son reticentes a realizar las gestiones por internet, por lo que se pierden la oferta de cuentas online sin comisiones que existen para el público en general. También son numerosos los pensionistas que hacen un uso muy limitado de sus tarjetas o simplemente no las usan. Para ellos las cuentas que exigen como requisito realizar un consumo mínimo con la tarjeta no están indicadas".

Cuentas nómina que dejan domiciliar la pensión con parecidas ventajas

En algunos casos, las cuentas nómina como tal también "aceptan varios tipos de ingresos para beneficiarnos de las ventajas, así como la pensión, prestación por desempleo, transferencias mensuales desde otra entidad... Por ejemplo, Abanca (@SomosABANCA) ofrece 150 euros de regalo a cambio de domiciliar una nómina o pensión de al menos 600 euros al mes", explican desde el comparador financiero Help My Cash.

Existen varias entidades, como Bankia (@Bankia), que ofertan cuentas no dirigidas específicamente a personas mayores, pero que pueden ser asimismo una opción para ellas. Es el caso de la cuenta Por ser tú, que para los pensionistas tiene como requisito domiciliar una pensión a partir de los 200 euros, a cambio de lo cual reciben ventajas parecidas a las de las cuentas pensión: cobro de la pensión el día 25; servicio de descubierto hasta el 70% de la pensión con un máximo de 800 euros; descuentos sénior en viajes, ocio y cultura; sin cuotas en las tarjetas.

Otros grandes bancos ofrecen asimismo ventajas para quienes elijan sus cuentas nómina y domicilien en ellas la pensión. Algunas de las ofertas actualmente en el mercado, según resaltan los analistas de Help My Cash (ver tabla inferior), oscilan entre la gratuidad de las tarjetas y la devolución del 3% en gasolineras, que promete la Cuenta Nómina ING@ING_es), pasando por el gestor personal y la segunda cuenta gratuita, de la Cuenta Va Contigo, de BBVA (@BBVA_espana), hasta el 3% de bonificación de recibos de la Cuenta 1, 2, 3 de Santander (@santander_es). 

Grafico3

Fuente: Help My Cash
 

En estas tres cuentas anteriores, los menores requisitos los plantean ING y BBVA, y las mayores exigencias corresponden al Santander.

En líneas generales, las cuentas nómina adaptadas para pensionistas suelen pedir unos importes de pensión más bajos (o incluso sin necesidad de importes mínimos), precisamente para atraer a este sector de la clientela que posee menores ingresos. Y, como señalan fuentes de la OCU, en el actual escenario de tipos bajos, "el cliente que busca una cuenta ya no busca tanto que al final del año le reporte algún dinero, sino que no le cobre por utilizar sus servicios".

1
M Luz Glez A. Hace 2 meses
Muy interesante, el contenido del artículo. Gracias.