Banca

La pandemia reduce la brecha de edad en el uso de la banca online, aunque no lo suficiente

Raúl Arias

Viernes 8 de abril de 2022

8 minutos

Los mayores de 60 años son los que más acuden a la oficina bancaria, según un estudio de Funcas

La pandemia reduce la brecha de edad en el uso de la banca online, aunque no lo suficiente
Raúl Arias

Viernes 8 de abril de 2022

8 minutos

El volumen de españoles que acceden todos o casi todos los días a su banca online se ha duplicado desde el inicio de la pandemia, al tiempo que la frecuencia de acceso a la sucursal bancaria ha caído en dicho periodo para casi un tercio de los clientes bancarios, según refleja una encuesta de Funcas, realizada en una muestra representativa de residentes de entre 18 y 70 años con capacidades digitales.

En concreto, el estudio revela que el 36,4% de los clientes bancarios accede todos o casi todos los días a su banca online, frente al 17,3% de hace dos años, y un 72,7% afirma acceder regularmente (al menos cada semana), frente a un 46,8% prepandemia.

Por edades, el mayor porcentaje de clientes que acceden prácticamente a diario a su banca online son los de edades comprendidas entre 40 y 49 años (41,2%), seguidos de los de 50 a 59 (37,7%) y los de 30 a 39 (36,6%). La proporción de personas de 60 a 70 años que accede casi a diario a su banca online (34,1%) supera a la del segmento de 18 a 29 (31%).

 

 

En todos los grupos socioeconómicos se observa un menor uso de la sucursal bancaria, con solo un 7,7% que afirma ir a su sucursal semanalmente o cada 15 días. Sin embargo, el informe resalta que el 24,2% de los adultos de entre 60 y 70 años todavía acude una vez al mes a la oficina bancaria, el porcentaje más elevado, y que el mayor uso de la sucursal se da en hogares con menores niveles de ingresos.

Así, Funcas señala que, aunque se ha reducido la brecha digital, parte de la población de mayor edad requiere de un tiempo adicional para abordar este proceso.

La encuesta también evidencia diferencias en el uso de la banca online para realizar actividades financieras. El 73,3% de los encuestados ha transferido dinero a otra persona a través de una app de pagos, mientras que solo el 12,1% ha abierto una cuenta bancaria de manera totalmente digital y el 6,8% ha contratado un préstamo de manera completamente digital.

Los consumidores prefieren el canal presencial para realizar inversiones financieras, pues el 76,8% prefiere la presencialidad para contratar un fondo de pensiones. "Quizás para determinadas operaciones un poquito más sofisticadas aún se sigue prefiriendo la oficina, lógicamente, por la información adicional que se puede obtener sobre la marcha", ha explicado el director de Estudios Financieros de Funcas, Santiago Carbó, durante la presentación del informe.

Por otro lado, persiste el menor uso del dinero en efectivo y el 69,1% de las compras se realiza usando medios de pago distintos a este, destacando que tres de cada cuatro encuestados utilizan Bizum.

Cuatro de cada diez encuestados considera que sus conocimientos financieros son bastante o muy bajos, un porcentaje que se eleva al 47% entre los jóvenes de entre 18 y 29 años.

El director de Estudios Financieros de Funcas ha apuntado que, aunque la encuesta muestra que el uso de la banca online y los medios de pago digitales se están imponiendo, y los españoles han avanzado "significativamente" en su grado de digitalización financiera con la pandemia, "todavía queda un amplio margen para avanzar en digitalización financiera en España". "Los clientes bancarios están lejos de poder ser considerados usuarios 'omnidigitales', que tengan todo tipo de capacidad", ha reconocido.

 

Formación digital en banca

En cualquier caso, Carbó ha afirmado que el problema de la digitalización financiera en España no es un problema de los bancos, sino que es un problema de digitalización en general. "Si hay una brecha, es en todos los aspectos, no solo en el ámbito financiero", ha asegurado el director de Estudios de Funcas, quien ha resaltado que los clientes todavía valoran el comportamiento humano a la hora de establecer relaciones banco-cliente, especialmente cuando se trata de comprar o suscribir productos de inversión.

Preguntado sobre las medidas que ha puesto en marcha el sector bancario español para mejorar la atención a los mayores, Carbó ha puesto en valor que se hayan tomado medidas como la ampliación de horarios, pero ha destacado la relevancia también de los programas de educación financiera puestos en marcha por las instituciones financieras y los esfuerzos para simplificar la operativa digital.

"Afortunadamente se está haciendo un esfuerzo para reducir en la medida de lo posible esa brecha y una parte muy importante es que las apps sean cada vez más sencillas y más fáciles de usar por parte de todos los grupos poblacionales. Las aplicaciones muy sofisticadas son un quebradero de cabeza, sean bancarias o no. Por ejemplo, ¿por qué ha triunfado Bizum? Porque es muy sencillo. Creo que se está haciendo un esfuerzo en ese sentido", ha valorado.

 

Criptomonedas

El informe revela que el 5% de los encuestados ha adquirido criptomonedas. Aunque la adopción de las criptomonedas aún es relativamente baja en España, Funcas apunta que empieza a ser relevante entre los más jóvenes.

El perfil del inversor en criptomonedas es un joven, que estudia o trabaja, con una renta mensual elevada y que reside en grandes núcleos de población. El 14,1% de los encuestados que tiene criptomonedas carece de estudios.

El 79,5% de los encuestados afirma adquirir criptomonedas como inversión y un 8,3% dice hacerlo como activo refugio. Las criptomonedas más populares son Bitcoin, Ethereum y Cardano, que concentran el 91% de las inversiones, y cerca del 40% de los encuestados no ha oído hablar del proyecto de euro digital.

En cuanto a ciberseguridad, cerca del 80% de los españoles toma medidas de seguridad para acceder a sus servicios bancarios digitales.

Casi la mitad (49%) afirma haber recibido un correo electrónico o llamada de teléfono fraudulenta (aunque solo el 3,4% afirma que ha transmitido esa información de su cuenta bancaria a través de un email o una llamada telefónica) y son las mujeres, personas de mayor edad (60 a 70 años), con bajos niveles de ingresos y poco nivel de formación las que tienen menos conocimientos sobre seguridad digital.

Aunque un alto porcentaje de la población sigue las medidas de seguridad recomendadas para acceder a estos servicios, solo el 44,2% tiene un antivirus en el móvil. El 81,9% de los encuestados verifica que han cerrado la sesión al salir de su banca digital y el 44,3% no sabe la diferencia entre una web segura (https) y otra corriente (http).

Respecto a la entrada de nuevos competidores como las bigtech, Carbó ha asegurado que España sigue siendo un país fundamentalmente bancarizado y que se digitaliza con la bancarización. "Quizás hay una mayor confianza depositada o la oferta es mayor en el ámbito financiero español, aunque por supuesto la amenaza de las plataformas digitales está ahí y, de hecho, están entrando en determinados negocios, pero aún la participación es bastante menor que en otros países", ha destacado.

Sobre el autor:

Raúl Arias

Raúl Arias es periodista especializado en Política, Economía y Sociedad. Licenciado en la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en diferentes medios de tirada nacional, siempre pegado a la actualidad.

… saber más sobre el autor