Banca

Zaragoza lanza un proyecto de banca amigable con los mayores para combatir la brecha digital

María Bonillo

Foto: Europa Press/Ayuntamiento de Zaragoza

Martes 12 de julio de 2022

5 minutos

Los mayores se encargarán de visitar las sucursales para valorar el cumplimiento de las medidas

Zaragoza lanza un proyecto de banca amigable con los mayores para combatir la brecha digital
María Bonillo

Foto: Europa Press/Ayuntamiento de Zaragoza

Martes 12 de julio de 2022

5 minutos

El Ayuntamiento de Zaragoza ha lanzado el proyecto Banca y entidades financieras amigables con las personas mayores, que tiene como objetivo principal combatir la brecha digital de las personas mayores en el acceso a los servicios bancarios.

El alcalde Jorge Azcón y la concejala delegada de Mayores, Paloma Espinosa, presentaban esta iniciativa el pasado jueves 7 de julio, junto a representantes de las tres primeras entidades financieras que se han adherido: Ibercaja, Caixabank y Laboral Kutxa. Aunque han mostrado su intención de extenderla "al mayor número posible de entidades", según indican en una nota, para lo cual, la Concejalía de Mayores va a seguir manteniendo contactos para "promover la adaptación de los servicios bancarios a las necesidades y capacidades de la población mayor", logrando una "ciudad más cómoda y amable" con este colectivo.

 

Zaragoza lanza un proyecto de banca amigable con los mayores para combatir la brecha digital

 

De esta forma, las entidades firmantes se han comprometido a tomar una serie de medidas dirigidas a garantizar y mejorar los siguientes aspectos: la atención presencial, la seguridad, la accesibilidad física y sensorial, el apoyo y aprendizaje de los medios digitales, la formación de los empleados para la atención a las personas mayores y la concienciación para evitar cualquier discriminación por razón de edad.

En concreto, una de las medidas que se llevarán a cabo será establecer horarios de atención personalizada, con prioridad de un mínimo de dos horas diarias en la franja de mayor afluencia; se señalizarán en la zona de espera asientos reservados para mayores; se facilitarán las gestiones y se adecuarán los programas y aplicaciones digitales.

Y por parte del Ayuntamiento, este colaborará en la formación de los empleados y empleadas de la entidad, así como en la difusión de la iniciativa a través de la red de centros de convivencia y en la web municipal.

La participación, la evaluación y la mejora continua son elementos centrales en la definición de estas medidas, por ello, serán las propias personas mayores quienes se encargarán de visitar las sucursales, creando diferentes equipos, para así valorar el cumplimiento de los puntos de mejora acordados.

 

Zaragoza lanza un proyecto de banca amigable con los mayores para combatir la brecha digital

Evitar la discriminación por razón de edad o discapacidad

Con este proyecto, enmarcado en el compromiso del Gobierno municipal para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, su autonomía y participación en la sociedad, unos valores en los que Zaragoza trabaja desde hace años como miembro activo de la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores, se pretende dar solución a la problemática de la brecha digital en mayores, cada vez más acuciante, derivada del proceso de digitalización de los servicios financieros.

Y es que factores asociados a la edad, como el estado de salud, el nivel socioeducativo o la brecha digital, pueden situar a las personas mayores en una situación de vulnerabilidad en relación a estos servicios, como por ejemplo en espacios, servicios o productos que carecen de condiciones de accesibilidad universal o si la información no se presenta de forma clara y fácilmente accesible para aquellos que puedan presentar dificultades para moverse, ver y oír, o discapacidad. 

De hecho, según los datos de la Encuesta Europea de Salud en España del año 2020, el 24,3% de la población de entre 65 y 74 años presenta dificultades en la movilidad; siendo del 51,7% para las personas entre 75 a 84 años, y ascendiendo al 75% para las de más de 84 años; el 38% de las personas de más de 64 años afirman tener dificultades para oír y el 23% presenta limitaciones visuales.

La brecha digital es otro factor que dificulta el acceso a los servicios financieros de las personas mayores. Según datos de la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE), solo el 38,9% de las personas de entre 75 a 84 utilizan Internet, porcentaje que desciende al 15,7% para las personas mayores de 85 años. Además, en 2021, menos del 40% de la población de entre 65 y 74 años utilizaba la banca online, siendo del 16,5% en el caso de las personas de entre 75 y 84 años y al 5% en el grupo de más de 84 años. Y solo el 9% de las personas de entre 65 y 74 años dispone de un nivel de habilidades digitales avanzado.  

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor