Economía

La Cámara de Comercio descarta una recesión, pero recorta sus previsiones para 2022 y 2023

Marta Jurado

Viernes 9 de septiembre de 2022

3 minutos

Lo peor se espera para el próximo año, cuando el PIB apenas crecerá un 2,2% en España

La Cámara de Comercio descarta una recesión, pero recorta sus previsiones para 2022 y 2023
Marta Jurado

Viernes 9 de septiembre de 2022

3 minutos

España crecerá menos de lo esperado este año y el que viene. Ni la revisión de los tipos de interés del Banco Central Europeo, ni las medidas para paliar los efectos económicos de la guerra de Ucrania paraecen ser suficientes para la Cámara de Comercio, que ha rebajado sus previsiones de crecimiento económico tanto para 2022 como para 2023.

La buena noticia es que, por el momento, descarta que vaya a producirse una situación de 'recesión técnica', es decir dos trimestres consecutivos con caídas del Producto Interior Bruto (PIB).

Lo más duro vendrá en 2023

De acuerdo con las últimas previsiones publicadas por el organismo que preside José Luis Bonet, la economía española crecerá un 4,1% en 2022, dos décimas por debajo de lo estimado en julio, mientras que en 2023 el PIB aumentará un 2,2%, seis décimas menos de lo previamente calculado.

Según ha anticipado el Servicio de Estudios de la Cámara de España, el momento de mayor atonía podría registrarse en el segundo trimestre de 2023 cuando la evolución del PIB podría tener signo negativo para recuperarse en los trimestres siguientes.

Pau Monserrat: "Consecuencias de la subida de tipos, la inflación y la devaluación del euro"

Revisión al alza de la inflación

En relación con la evolución de la inflación, la Cámara de España ha revisado al alza sus estimaciones. En concreto, para el actual ejercicio la Cámara de Comercio calcula que el Índice de Precios al Consumo (IPC) se situará en el 8,4% de media anual, ocho décimas por encima de la anterior previsión.

Por su parte, en 2023 la inflación media se situará el 3,9%, según los cálculos del organismo, seis décimas porcentuales más que en la estimación realizada en julio. En cuanto a la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos), estima que la media anual se situará en el 4,8% en 2022 y en el 4% en 2023, superando en una décima al IPC general.

Menos inversión empresarial en 2023

Desde la perspectiva de la demanda interna, el menor dinamismo en 2023 se deberá, sobre todo, a la ralentización de la inversión empresarial. La formación bruta de capital fijo crecerá el próximo año un 3,3%, prácticamente la mitad de lo esperado para este ejercicio, sobre todo por la menor pujanza de la inversión en bienes de equipo y el menor pulso en la construcción.

En cuanto al sector exterior, se estima un menor crecimiento interanual tanto de las exportaciones (del 11,7% en 2022 al 4,4% en 2023) como de las importaciones (un 8,4% este año y un 4,2% el próximo).

Ralentización de la creación de empleo

Por lo que se refiere al mercado laboral, el ritmo en la creación de empleo será inferior al estimado en julio (un 2,8% en 2022 y un 1,4% en 2023), pero esto no impedirá que la tasa de paro continúe descendiendo desde el 13,6% en 2022 hasta situarse en el 13,2% de media el próximo año.

Según las nuevas previsiones de la Cámara de España, la senda de reducción del déficit público se acelerará hasta situarse en el 5,3% en 2022 y quedar en el 4,8% en 2023.

Sobre el autor:

Marta Jurado

Marta Jurado

Marta Jurado es periodista especializada en Sociedad, Economía, Cultura, Política y redactora en el diario digital 65Ymás desde sus inicios. Licenciada en la Universidad Carlos III ha trabajado en medios de tirada nacional como El Mundo Público y las revistas Cambio16 y Energía16. Tiene además experiencia en comunicación corporativa de empresas e instituciones como BBVA o INJUVE.

… saber más sobre el autor