Economía familiar

Huchas virtuales: así funciona el sistema con el que conseguirás ahorrar

Beatriz Torija

Sábado 3 de julio de 2021

4 minutos

Los principales bancos ya incorporan huchas virtuales en sus aplicaciones, que se pueden programar

Huchas virtuales: así funciona el sistema con el que conseguirás ahorrar
Beatriz Torija

Sábado 3 de julio de 2021

4 minutos

Esa hucha, en forma de cerdito o no, en la que vamos poniendo las vueltas de la compra y en la que, de vez en cuando, metíamos mano, echando por tierra el objetivo de ese ahorro, se han hecho virtuales. “Son esa especie de rincón de ahorros dentro tu cuenta bancaria en el que puedes planificar tus objetivos de forma personalizada”, define el comparador financiero HelpMyCash. Estas huchas permiten planificar los objetivos de ahorro de forma personalizada. No solo cuanto vamos a ahorrar cada mes y cómo (una cantidad fija o el redondeo de cada compra) sino a qué lo vamos a destinar.

Los principales bancos ya incorporan huchas virtuales en sus aplicaciones. Como ‘Mi hucha’ de CaixaBank o ‘huchas’ de ING. Además, todos los neobancos y bancos online, como N26, también cuentan con ellas. Además, hay que tener en cuenta que existen aplicaciones creadas exclusivamente con esta finalidad.

Según el portal para clientes bancarios del Banco de España, las huchas virtuales nos permitirán apartar de la cuenta corriente ese dinero que necesitamos para cumplir un sueño, emprender un proyecto personal, darnos un capricho o, simplemente, disponer de un colchón para los imprevistos. También hay huchas virtuales pensadas especialmente para destinar un ahorro para la jubilación. Suelen ser herramientas gratuitas que, al estar asociadas a una cuenta principal, no suponen un coste extra y nos permiten acceder a ese dinero en cualquier momento. “Con las huchas no tendrás que abrir ni cerrar una cuenta adicional y estas no generarán a ningún momento una comisión sorpresa por no cumplir alguno de los requisitos” explican desde HelpMyCash.

La clave del éxito: el sistema está automatizado

El deseo de ahorrar no es nada nuevo. Existen muchos trucos para evitar gastar esa calderilla que nos sobra en los bolsillos. Hay quien mete en una hucha cada moneda de 2 de euros que cae en sus manos (antes se hacía con las monedas de 200 o 500 pesetas). Hay quien todas las monedas pequeñas las va almacenando. Hay quien lo hace incluso con los billetes de 5 euros. El problema de todos estos métodos depende de nuestra voluntad y de nuestra constancia. Y no es raro el día en que necesitas algo de dinero suelto y metes mano en la hucha.

Según explica el Banco de España, la clave del éxito de las huchas virtuales “está en la automatización de las aportaciones para que, una vez configuradas a tu gusto, ahorres con más facilidad”. Con facilidad, y sin tentaciones. Todos los bancos permiten seleccionar que cada mes se realice un traspaso a la hucha de forma periódica, sin tener la necesidad de llevar a cabo la aportación nosotros mismos de forma manual.

Huchas virtuales: así funciona el sistema con el que conseguirás ahorrar

Cada cual determina cuánto y cómo quiere ahorrar

No existe una única forma de ahorrar ni el sistema es rígido. Cada cual determina cuánto quiere ahorrar. Tal y como explica el portal del cliente bancario, existen varios métodos de ahorro que podemos establecer como medio de ahorro:

  • Cada vez que te llegue un ingreso (nómina, pensión o ingreso), se transferirá a la hucha un porcentaje, que será fijo, pero que estableceremos nosotros.
  • Por cada compra se redondea el importe y la diferencia se destina a la hucha. Te tomas un pincho de tortilla que cuesta 1,70 euros, los 30 céntimos que faltan hasta los 2 euros se transfieren para su ahorro.
  • Transferencias automáticas con la periodicidad que tú quieras (día, semana o mes).

El sistema te avisa si cumples tus objetivos

Para el neobanco N26, “organizar tu dinero por proyectos te ayudará a alcanzar tus objetivos de forma eficiente”. Es decir, si esa hucha virtual tiene nombre, ya sea viaje a Tailandia, robot de cocina o cena en Arzak, estaremos mucho más motivados para ir destinando ahorro. Nos ayuda a visualizar el objetivo. Por eso, la entidad tiene en su cuenta unos apartados denominados espacios a los que se puede poner nombre e incluso añadir un icono.

Como generalmente, a la hora de crear una hucha virtual, hemos marcado un objetivo, no solo de cuánto dinero queremos ir traspasando, sino de cuál es nuestro objetivo final, el sistema nos avisará con una alerta cuando lo consigamos.

Sobre el autor:

Beatriz Torija

Beatriz Torija es periodista y documentalista, especializada en información económica. Lleva 20 años contando la actualidad de la economía y los mercados financieros a través de la radio, la televisión y la prensa escrita. Además, cocina y fotografía.

… saber más sobre el autor