Economía familiar

Trucos para convertirte en un “ahorrador diez”

Toni Esteve

Foto: Bigstock

Martes 29 de junio de 2021

3 minutos

Las huchas virtuales simplifican el ahorro y dejan obsoletos antiguos métodos caseros

Trucos para convertirte en un “ahorrador diez” (Foto Bigstock) 2
Toni Esteve

Foto: Bigstock

Martes 29 de junio de 2021

3 minutos

Entre los propósitos que nos hacemos cada año siempre está el de poder ahorrar parte del dinero que ingresamos, ya sea para poder contar con una cantidad que nos permita cubrir imprevistos o para dedicarla a darnos un capricho, por ejemplo unas merecidas vacaciones. Con esta idea en mente, son muchos las opciones que podemos poner en práctica: desde las clásicas de toda la vida, como separar a principios de mes dinero en sobres, hasta el conocido como el truco de los tarros. Sin embargo, hoy en día existen métodos más modernos pero igualmente sencillos para automatizar aportaciones mensuales que nos han de permitir ahorrar un dinerillo de forma regular.

 

Trucos para convertirte en un “ahorrador diez” (Foto Bigstock)

 

Uno de estos métodos es de las “huchas virtuales” que ofrecen las aplicaciones móviles de las entidades financieras. Como ahorrar también depende en buena medida de nuestra fuerza de voluntad y perseverancia, el hecho de que con estas aplicaciones puedas automatizar aportaciones periódicas a estas huchas puede hacer que tu propósito sea más sencillo de cumplir, puesto que una vez configuradas tus preferencias, ya no tendrás que pensar en ellas. Pero como nunca sopla viento favorable para el que no sabe a donde va, lo primero que deberás hacer, como recuerdan desde el Banco de España (@BancoDeEspana) es “pensar para qué quieres ahorrar, cuánto necesitas y cuánto tiempo emplearás en lograrlo”.

 

Si tienes dudas sobre este sistema de las huchas virtuales, el supervisor bancario desgrana distintos métodos que puedes configurar para lograr tu propósito de ahorrar:

–Cada vez que te llegue un ingreso (nómina, pensión), se transferirá a la hucha un porcentaje fijo (vamos, lo de los sobres que comentábamos al principio del artículo, pero con métodos más propios del siglo XXI).

 

–Por cada compra que realices se redondea el importe y la diferencia se destina a la hucha: “Te tomas un pincho de tortilla que cuesta 1,70 euros, los 30 céntimos que faltan hasta los 2 euros se transfieren para su ahorro”. Este método del redondeo es similar al que aplican algunos supermercados para que contribuyas a alguna causa solidaria.

 

–Transferencias automáticas con la periodicidad que tú determines de antemano: cada día, semana o mes.

 

Metas de ahorro: visualizando tu objetivo (las vacaciones, un coche, una reforma en el hogar o un televisor) destinarás manualmente las cantidades poco a poco y a tu ritmo.

 

Con estos métodos, puedes decir adiós al tradicional cerdito (o las botellas de plástico) en el que ibas metiendo el dinero que te sobraba cada vez que volvías de hacer la compra. Además sabrás en todo momento si estás cumpliendo con tus objetivos de ahorro y cuánto tiempo te queda para lograrlos.

Sobre el autor:

Toni Esteve

Toni Esteve es redactor especializado en temas de economía y consumo.

… saber más sobre el autor