Educación financiera

Planes de Pensiones de Empresa: ¿tienen más beneficios que los planes individuales?

María Liébana

Jueves 20 de agosto de 2020

3 minutos

Junto con el seguro de salud es uno de los beneficios sociales más valorados por los empleados

bigstock Senior stylish woman taking no 328280404

Los métodos de ahorro privados nos ayudan a garantizar unos ingresos complementarios a las pensiones públicas en el momento que nos jubilemos. Pero a diferencia de los planes individuales, los planes de pensiones de empleo (PPE) son unos grandes desconocidos, aunque su finalidad acaba siendo la misma: asegurarnos la tranquilidad financiera en nuestra jubilación.

¿Qué son los planes de pensiones de empresa?

Los planes de pensiones de empresa o empleo (PPE) son una solución que ofrecen las compañías para ahorrar de forma cómoda y rentable de ahorrar para nuestra jubilación. Ahora bien, no todas las entidades los ofrecen y además hay diferentes alternativas dentro de ellos.

Un PPE es un producto creado para complementar las prestaciones de la Seguridad Social. A diferencia de los planes individuales, los PPE son promovidos dentro de una empresa o un administración pública (ayunatmientos, diputaciones provinciales, universidades, etc.) en beneficio de sus trabajadores. Por lo tanto, son productos propios de cada empresa y no están abiertos a la participación de personas ajenas a ella. Siendo condición obligatoria tener una relación laboral con la entidad promotora del plan, que como hemos mencionado, es la propia empresa.

bigstock Small Businessmans Figures Sta 320987080

El 87% de los españoles no tiene un PPE

Ahora bien, en España no existe una obligación por parte de las empresas de constituir y ofrecer a sus trabajadores sus propios PPE. De hecho, el 87% de los españoles no tiene uno. Aun así, hay entidades especialmente las de mayor tamaño y experiencia que cuentan con sus propios sistemas de prevención para sus trabajadores, denominados compromisos por pensiones, y aunque actualmente ya no es una práctica tan habitual, aún perduran en casos concretos. Tal es el caso de empresas como Telefónica, Endesa o Repsol, y algunas entidades bancarias.

Normalmente, las aportaciones a este tipo de planes pueden ser mixtas o solo empresariales. La modalidad mixta permite que tanto la empresa como el empleado aporten al plan, aunque hay planes en los que existe la exclusividad en la aportación que solo recae en el empleador, empresa. Las aportaciones de las empresas a favor de sus trabajadores tienen que reducirse de la base imponible del impuesto de sociedades y siempre deben imputarse a los partícipes.

La forma de rescate de este tipo de planes dependientes de las empresas varía en función de lo estipulado a título personal, pero por lo general se articulaban a través de complementos a la pensión contributiva pública de manera mensual o en un único pago en el momento oficial de la baja en el sistema activo. Cuando se disfrutan, tributan como rentas de trabajo. A efectos fiscales tienen el mismo tratamiento que los planes individuales: las aportaciones se descuentan de la base imponible del IRPF hasta un límite de 8.000€ al año.

Ventajas de los PPE

La principal ventaja son las comisiones. Los planes de empleo tienen menos comisiones que los individuales, incluso teniendo en cuenta que las comisiones de estos últimos han ido decreciendo en los últimos años. Que tenga menos comisiones implica que tienen menos costes, lo que se traduce en mayor rentabilidad.

Además, ofrecen mayor garantía, ya que requieren la constitución de una Comisión de Control, formada de modo paritario por representantes de la empresa y de los trabajadores para tomar decisiones relativas al destino de las aportaciones y supervisar su funcionamiento.

Un modelo con poca penetración en España

No obstante, cabe tener en cuenta que es un modelo de beneficio para el empleado que no tiene mucha penetración en España, que se aplica de forma diferente al resto de países europeos. Por ejemplo, en Reino Unido se ha obligado a todas las empresas a invertir parte del sueldo de los trabajadores en un plan privado, al que tendrá que renunciar el empleado de forma voluntaria si quiere recibir esa cantidad en su nómina.

0

No hay comentarios ¿Te animas?