Educación financiera

Regalos de los bancos: ¿cuándo hay mala praxis?

65ymás

Foto: Bigstock

Lunes 3 de agosto de 2020

2 minutos

Es obligación de las entidades informar de una manera veraz sobre las promociones que ofrecen

Regalos de los bancos ¿Cuándo hay mala praxis?
65ymás

Foto: Bigstock

Lunes 3 de agosto de 2020

2 minutos

En ocasiones, las entidades ofrecen regalos promocionales (televisores, teléfonos móviles, tabletas, videoconsolas, vajillas, etc.) por la apertura de cuentas o por la vinculación de determinadas operaciones a cuentas preexistentes.

El Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones (DCMR) del Banco de España, organismo competente en materia de resolución de quejas y reclamaciones planteadas por los usuarios de servicios bancarios, no es competente para entrar a valorar las decisiones que adoptan las entidades en los programas o las campañas de fidelización de los clientes por la utilización o el mantenimiento de los productos contratados en determinadas condiciones, por incluirse dicha cuestión en su política comercial y de asunción de riesgos.

Ahora bien, desde el punto de vista de las buenas prácticas y usos bancarios, el DCMR considera que es obligación de las entidades informar a sus clientes de una manera veraz sobre las promociones que ofrecen y sobre la forma de verificar los requisitos para su obtención, para que tengan un conocimiento claro y preciso de las prestaciones que pueden recibir, sin hacerles concebir falsas expectativas al respecto. Así se recoge en la Memoria de Reclamaciones del Banco de España (@BancoDeEspana).

Cuidado con los regalos de los bancos por abrir una cuenta: pueden tener truco

En este sentido, este DCMR ha considerado, en los informes emitidos, que las entidades incurren en una mala práctica bancaria cuando:

  • Diseñan una campaña publicitaria en la que se prevé un determinado obsequio promocional, sin que se acredite que se hubiera proporcionado al cliente información relevante al efecto, en los correspondientes contratos o por otra vía, suficientemente clara respecto a los requisitos necesarios para obtenerlo.
     
  • No acreditan haber informado desde el principio a aquellos clientes que no pueden beneficiarse de la promoción, y estos desarrollan una serie de actuaciones, como cambios de domiciliaciones de nóminas o de pagos de recibos, que no pueden obtener el efecto pretendido; o no justifican haber informado de la fecha de vencimiento de la campaña, de forma que los traspasos no podían tramitarse a tiempo.
     
  • Deniegan la entrega del regalo, por haberse acabado las existencias, sin justificar debidamente el orden de adjudicación.
     
  • Modifican las comisiones durante el período de permanencia que, a cambio de la entrega del regalo, acordaron las partes que mantendrían la cuenta o las domiciliaciones.

Por último, cabe indicar que, en la información precontractual que han de facilitar las entidades en el caso de depósitos a la vista y de ahorro, la Circular del Banco de España 5/2012, de 27 de junio, contempla la relativa a la consideración de los referidos regalos promocionales como retribución en especie, señalando que se identificará con claridad el bien en que consiste la retribución ofrecida y se indicará el valor monetario atribuido al bien, así como cualquier importe que haya de abonar el cliente, haciendo constar, en todo caso, que la retribución en especie está sujeta a tributación.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?