Economía

¿En qué consiste el plan Reincorpora-t presentado por el Gobierno?

65ymás

Foto: Marta Fernández/ Europa Press

Viernes 5 de abril de 2019

3 minutos

El Gobierno aprueba el plan para parados de larga duración con un presupuesto de 1.313 millones

El Gobierno presenta un plan para prevenir y reducir el paro de larga duración en 2,5 puntos.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un plan trianual (2019-2021) para prevenir y reducir el desempleo de larga duración, bajo el nombre Reincorpora-t, con un presupuesto para los tres años de 1.313 millones de euros.

Según ha señalado la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Ministros, uno de los objetivos de este plan es reducir la tasa de paro de larga duración en 2,5 puntos, hasta el 4,3% en el cuarto trimestre de 2021.

Esta reducción supondría un descenso neto del número de desempleados de larga duración mayores de 30 años de 422.100 personas, ya que la cifra pasaría de los 1,2 millones actuales a 850.000 parados.

Asimismo, el Gobierno quiere mejorar la empleabilidad de los desempleados y desarrollar acciones preventivas para evitar la caída en situaciones de paro de larga duración.

Este plan, que no será necesario aprobar mediante Real Decreto, pretende reservar entre un 5% y un 10% de los puestos de trabajo en las contratas públicas a parados de larga duración (más de un año en el desempleo), según consta en el borrador del Plan Reincorpora-T.

El texto del plan aboga que se alcancen acuerdos con los gobiernos y las administraciones públicas a todos los niveles para incluir cláusulas de carácter social en los contratos del sector público que garanticen la contratación de esta horquilla de desempleados parados de larga duración de más de 45 años en los proyectos e iniciativas que lleven a cabo.

El borrador del plan también aboga por poner los medios necesarios para que al menos un 10% de los parados de larga duración mejoren su empleabilidad en competencias digitales y para que por lo menos un 15% eleven sus competencias básicas.

Respecto al refuerzo de la protección económica frente al desempleo de los parados de larga duración, el Gobierno considera que el subsidio para mayores de 52 años va en "buena dirección" y afectará a cerca de 115.000 desempleados.

Valoración de los sindicatos

Por su parte, CCOO y UGT han considerado como un "buen comienzo" el plan de parados de larga duración aprobado por el Consejo de Ministros, pero han advertido de que aún le falta mucho trabajo para estar "a la altura de las necesidades y de la gravedad del problema".

"El plan va en la buena dirección pero es dudosa su eficacia", afirman los sindicatos, que instan al futuro Gobierno a situar el paro de larga duración como una prioridad de la agenda política y social y a contar con los agentes sociales para mejorar y completar el plan aprobado hoy.

CC.OO. y UGT argumentan en un comunicado que el paro de larga duración es actualmente el problema laboral más grave: 1,55 millones de personas llevan más de un año buscando empleo y, de ellas, un millón lleva más de tres años en el paro. Además, el 68% de los parados tiene más de 45 años; el 64% son mujeres, y de éstas el 42% tiene más de 45 años.

Así, los sindicatos entienden que es necesario realizar un diagnóstico pormenorizado del problema, algo que, en su opinión, "no se contempla en el plan" y que puede comprometer sus resultados.

Uno de los problemas que CC.OO. y UGT observan en el plan es que sus medidas no son vinculantes, sino recomendaciones, pues su ejecución y aplicación dependerá de las comunidades autónomas, "lo cual no garantiza la igualdad de trato y de oportunidades a los parados de larga duración independientemente del lugar de residencia".

UGT y CC.OO. plantean además la necesidad de realizar una reserva de crédito que garantice los recursos que se van a destinar al plan y a cada una de sus actuaciones. Asimismo, se quejan de que las actuaciones preventivas sobre la precariedad que se plantean están fuera del ámbito de actuación de las políticas activas de empleo y sólo se pueden abordar con una reforma laboral.

"El plan no debería haberse diseñado con tanta precipitación. Una mayor implicación de los interlocutores sociales en su elaboración hubiera podido resolver desde su inicio los problemas", apuntan los sindicatos en un comunicado.

0

No hay comentarios ¿Te animas?