Economía

La subida del SMI ya afecta al empleo de los mayores de 45 años

Pepa Montero

Miércoles 20 de marzo de 2019

2 minutos

El Banco de España culpa a los 'viernes sociales' del mayor desvío del déficit

Óscar Arce, nuevo director general de Economía y Estadística del Banco de España.

El Banco de España cree que los datos preliminares de empleo de los meses de enero y febrero de 2019 muestran que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ya está afectando negativamente al empleo de los mayores de 45 años y también a los trabajadores más jóvenes. En un análisis publicado recientemente, la autoridad monetaria estimaba que el alza del SMI a 900 euros podría reducir siete décimas el empleo, es decir, destruir 125.000 empleos, el equivalente al 0,8% de los 16 millones de ocupados a tiempo completo existentes en España.

 

Evolución de la tasa de paro.

Así lo ha afirmado este miércoles el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce (foto), durante la presentación del informe sobre proyecciones macroeconómicas de la economía española, en el que la entidad mantiene que el Producto Interior Bruto (PIB) crecerá el 2,2% en términos reales este año. “Se prevén escasos avances de la productividad aparente del trabajo, como es habitual durante las expansiones”, sostiene Arce, para quien “la creación de empleo propiciará nuevos descensos de la tasa de paro, en un contexto de avances reducidos de la población activa”.

Arce ha alertado asimismo de que las medidas aprobadas por el Gobierno en los viernes sociales harán que el déficit público aumente este año una décima más de lo previsto inicialmente, hasta situarse en el 2,5% del PIB (fue del 2,7% en 2018). En concreto, cita que en este sentido tendrán impacto negativo la recuperación del subsidio para mayores de 52 años, la exención del IRPF en las prestaciones de paternidad o el aumento de los permisos de paternidad.

Por su parte, el consumo de los hogares, que es el principal factor de crecimiento de la economía española, "descansa parcialmente en una tasa de ahorro baja", de acuerdo con el director general, lo que coincide con "crecimientos elevados del crédito al consumo".

Igualmente preocupantes le parecen al Banco de España las subidas salariales que se están pactando en los convenios (2,2% en febrero), alzas que son generalizadas y sin ligar a la productividad, según el director general de Economía y Estadística. En cuanto al comportamiento de la inflación, los pronósticos apuntan a que los precios se moderarán este año (energía e inflación subyacente), aunque “el siguiente ya comenzarán un repunte gradual, en línea con el uso creciente de los factores productivos”.

“No hay burbuja inmobiliaria”

Donde el Banco de España no observa riesgos es en el sector constructor e inmobiliario, ya que descarta que exista ninguna burbuja. “No se está produciendo ningún elemento de sobrevaloración particularmente preocupante en el mercado de vivienda español", ha resaltado Arce, pese a que la autoridad monetaria vaticina que la inversión en construcción va a crecer el 4,6% este año.

Deuda pública

Respecto a la deuda pública, el Banco de España pronostica que se producirá una reducción "muy gradual", que situará la ratio en torno al 95% del PIB en el año 2021, y subraya el hecho positivo de que buena parte de la deuda pública española se encuentre en manos de extranjeros, ya que evidencia "confianza en la economía”.

0

No hay comentarios ¿Te animas?