Pensiones

No habrá dinero para pagar el 75% de las pensiones en 2050, si no se hacen reformas

Pepa Montero

Viernes 1 de noviembre de 2019

3 minutos

Subir la pensión con el IPC disparará el déficit hasta los 100.000 millones, según el IAE

Enrique Devesa y Gregorio Gil de Rozas presentan el informe del Instituto de Actuarios

PSOE y Ciudadanos se enzarzan por el sistema público de pensiones

El Círculo de Empresarios denuncia el "fraude intergeneracional" del sistema de pensiones

COESPE suma ya más de 911.000 firmas para exigir una subida de pensiones en base al IPC real

Las pensiones públicas logran reducir la desigualdad en España hasta un 52,5%

 

 

Las pensiones, su revalorizacón, suficiencia y sostenibilidad están en el ojo del huracán. El último en dar la voz de alarma es el Instituto de Actuarios Españoles (@IAE1959), que acaba de presentar un duro informe “técnico, objetivo e independiente” sobre la Seguridad Social (@info_TGSS) , en el que concluye que, analizado con criterios puramente actuariales, el sistema de las pensiones públicas "no es sostenible actuarialmente, ni tampoco financieramente, y sin reformas de calado, en apenas 30 años, tres de cada cuatro euros (es decir el 75%) de pensión no tendrán cobertura financiera”, es decir, corren el riesgo de no poder pagarse.

Tal y como alerta Enrique Devesa, coordinador del informe y miembro del Instituto de Actuarios, el desfase entre ingresos y gastos prácticamente se multiplicará por tres en 30 años, en un escenario base con un IPC anual del 1,8% y suponiendo que se logre un crecimiento del PIB del 2%. De esta forma, los cálculos apuntan a que el déficit pasaría del 1,67% del PIB actual al 4,87% en el año 2050. Es decir, de un agujero anual, sin préstamos del Estado ni transferencias, de 20.000 millones de euros a 100.000 millones (en euros constantes).

 

Saldo contributivo anual de las pensiones

 

"Ni podemos tener un déficit continuo de la Seguridad Social ni mantener las pensiones en el centro del debate político”, afirma con contundencia Devesa, que además es profesor titular de Economía Financiera y Actuarial. En su opinión, "hacen falta mecanismos automáticos para revalorizar las pensiones” y lograr que éstas salgan del centro del debate politico, como sucede en la actualidad, y para que los pensionistas no estén día sí, día también, en las calles pidiendo su blindaje.

Los resultados del informe publicado por el IAE son demoledoras en cuanto a la falta de sostenibilidad financiera. "El saldo contributivo acumulado entre 2008 y 2018 se cifra en -76.222 millones de euros, entrando en negativo desde el año 2014. Cada euro de jubilación tiene un coste de 1,28 euros. Y la cifra seguirá en aumento si la revalorización de las pensiones no se ancla, al menos durante unos años, en el límite mínimo del 0,25% fijado para el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP)", argumenta el estudio.

Este coste de 1,28 euros es un elemento más que "ataca la línea de flotación de la sostenibilidad financiera del sistema", ya que ello significa que por cada euro cotizado, se reciben 1,28 euros, lo que certifica que la Seguridad Social actual es muy generosa.

Saldo contributivo anual de las pensiones

 

Las pensiones "no son equitativas", dice el IAE

Para Enrique Devesa, “las pensiones españolas son muy generosas lo cual, paradójicamente, es un problema. En el corto plazo, el modelo no solo no se ha ajustado, sino que tiende a blindarse. Sin embargo, con la reforma de 2011 el sistema tiene ya pactado, por así decirlo, el recorte de su generosidad, precisamente por los imperativos que presentan sus necesidades de sostenibilidad, que puede llegar a ser preocupante si las pensiones se revalorizan con el IPC abandonando el IRP”.

Ahora bien, "esta generosidad no se corresponde con una mejora de la equidad", según corroboran tanto el profesor Devesa como Gregorio Gil de Rozas, presidente del Instituto de Actuarios Españoles. Y es que, según se desprende del análisis del IAE, "el sistema tiene graves inequidades, algunas socialmente aceptables e incluso exigibles, como las de género", pero, en general, adolece de demasiadas irregularidades y rugosidades, con desequilibrios tanto desde el punto de vista contributivo como inter e intrageneracional.

Entre esas inequidades, los actuarios citan el régimen de cotización de los autónomos, que pueden elegir las bases de cotización libremente, algo que no está al alcance de los trabajadores por cuenta ajena.

Hace falta crear una figura actuarial independiente

En el repaso a los problemas que amenazan la nzComo explica Gregorio Gil de Rozas, presidente del Instituto de Actuarios Españoles, "nuestras pensiones tienen varios problemas porque no son ni actuarialmente coherentes ni financieramente sostenibles; el sistema ingresa menos de lo que gasta a corto, medio y largo plazo. Sin cambios y reformas, la situación empeorará”.

Durante la presentación del informe, Gil de Rozas reclamó al Gobierno ("a este o al que sea") la creación de una figura pública que actúe como fuente independiente y rigurosa para garantizar la coherencia actuarial y financiera de las pensiones. Una figura que existe en la Administración Pública de muchos países y que sería "el primer peldaño hacia la sostenibilidad del sistema".

0

No hay comentarios ¿Te animas?