Pensiones

Sanitarios, bomberos forestales, mossos y camioneros, enfilados hacia la jubilación a los 60

Pepa Montero

Foto: Europa Press

Viernes 8 de julio de 2022

12 minutos

Crece la presión para que Escrivá extienda a más profesiones el beneficio del retiro anticipado

Sanitarios, bomberos forestales, mossos y camioneros, enfilados hacia la jubilación anticipada
Pepa Montero

Foto: Europa Press

Viernes 8 de julio de 2022

12 minutos

Ángel Gómez: "El Gobierno quiere que estemos trabajando hasta que vayamos al hoyo"

 Escrivá descarta renegociar la jubilación anticipada pese a la demanda de ASJUBI40 en Europa

Jubilación anticipada: las 8 profesiones que pueden acceder a esta pensión

 

El artículo 206 de la Ley General de la Seguridad Social establece que la edad ordinaria de jubilación puede ser rebajada o anticipada en aquellos grupos o actividades profesionales, cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, peligrosa, tóxica o insalubre y acusen elevados índices de morbilidad o mortalidad. Con este as bajo la manga, varios colectivos profesionales se han lanzado a una campaña para conseguir ser incluidos en ese grupo de actividades de riesgo o penosidad, de forma que la Seguridad Social, a cuyo frente se halla el ministro José Luis Escrivá, les conceda la posibilidad de retirarse antes de la edad ordinaria, que en 2022 está fijada en los 65 años (para quienes tengan al menos 37 años y medio cotizados) y en los 66 años y dos meses (con menos de 37 años y medio cotizados).

En general, todos piden poder acceder al retiro a los 60 años, sin penalización. Entre los colectivos que parecen tener la jubilación anticipada más cerca figuran los bomberos forestales así como los Mossos d'Esquadra. La reclaman asimismo los sanitarios, que con las guardias “trabajan en 30 años el equivalente a más de 40 años de otras profesiones”, según los afectados y los sindicatos; y la piden los camioneros, los conductores transportistas. También recientemente han conseguido una jubilación adelantada más beneficiosa más de 5.000 mariscadores, percebeiros y rederas.

Sanitarios, ¿a los 60 años como otros funcionarios?

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF @CSIFnacional) ha presentado un recurso administrativo de alzada ante el silencio del Gobierno a su petición para que se inicie el procedimiento de rebaja de la edad de jubilación del conjunto del personal sanitario. El sindicato, presidido por Miguel Borra, ya presentó al Ejecutivo en septiembre del 2021 la petición para establecer los coeficientes reductores y rebajar la edad a los trabajadores de los servicios de Salud. Ante el silencio del Gobierno, CSIF presentó en enero una nueva solicitud recordando además a la Administración que su obligación era responder a estas peticiones, ya que la solicitud fue anterior a la promulgación de la ley 21/2021, de 28 de diciembre, de garantía del poder adquisitivo de las pensiones.

Los coeficientes reductores pedidos por CSIF afectarían a todos los trabajadores/as de los Servicios de Salud: médicos, enfermeros, técnicos en cuidados de auxiliares de enfermería (TCAE), celadores, personal administrativo etc., "ya que el conjunto de los trabajadores puede cumplir con los criterios de toxicidad, peligrosidad, insalubridad e índices elevados de morbilidad o mortalidad según su puesto y lugar de trabajo, como se ha demostrado con la pandemia de COVID-19", argumentan en un comunicado.

europapress sanitario protesta

Por su parte, el sindicato CCOO tiene en marcha una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma Change.org, que cuenta ya con más de 35.000 adhesiones, y una petición registrada ante la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, para lograr la jubilación anticipada de los sanitarios. La reclamación oficial de la Federación de Sanidad y Sectores sociosanitarios de Comisiones Obreras es que se inicie el procedimiento de estudio de coeficientes reductores dirigidos a rebajar a 60 años la edad de jubilación en las actividades sanitarias y sociosanitarias.

Frente a silencio de la Administración, este sindicato tiene previsto entregar las firmas recogidas al Ministerio de Sanidad a finales de junio y estudia otro tipo de actuaciones si no logra respuesta. “El trabajo realizado en los sectores sanitarios y sociosanitarios requiere una elevada demanda física y psíquica. A las lesiones musculoesqueléticas por la carga de trabajo y manipulación de enfermos, hay que sumar las patologías de origen psicosocial; a esto se suman condiciones de trabajo caracterizadas por altos índices de siniestralidad, peligrosidad, insalubridad, toxicidad, turnicidad y trabajo nocturno”, argumenta CCOO, para quien, con las guardias, los sanitarios "trabajan en 30 años el equivalente a más de 40 años de otras profesiones.

Las enfermeras, en campaña 

Asimismo, la Plataforma Jubilación Anticipada Voluntaria en Instituciones Sanitarias (JAVIISS) reivindica "la jubilación con 60 años al igual que otros colectivos funcionarios". Esta organización, que representa y lucha por los trabajadores de todos los estamentos de instituciones sanitarias y sociosanitarias, reúne ya a 42.000 miembros.

La presión para lograr el adelanto procede también del Sindicato de Enfermería (SATSE @Sindicato_SATSE), que reclama el anticipo para las enfermeras y enfermeros, subrayando que estos profesionales sufren a diario unas condiciones de trabajo especialmente duras y difíciles, así como unos niveles muy altos de responsabilidad y estrés, que conllevan un envejecimiento prematuro y la aparición de determinadas patologías asociadas, entre otros factores, al trabajo a turnos y nocturno y a todo tipo de riesgos (biológicos, químicos, físicos, mecánicos…). El Sindicato de Enfermería incide en que "el sistema de jubilación por coeficientes reductores que propone no implica una sobrecarga adicional del sistema público de pensiones ni tampoco de la Seguridad Social, ya que prevé una cotización incrementada que se abonará durante toda la trayectoria profesional de cada enfermera".

Bomberos forestales, los siguientes

bomberos forestales incendio

En el año 2014, el sindicato UGT (@UGT_Comunica) ya inició un proceso para facilitar el acceso de los bomberos forestales a la jubilación anticipada, en el que pedía el establecimiento de coeficientes reductores para los trabajadores que desarrollan actividades de prevención, detección y extinción de incendios forestales. Su finalidad era "evitar que se vean expuestos de forma innecesaria a los elevados índices de siniestralidad y mortalidad que conlleva esta actividad y que aumentan exponencialmente entre los trabajadores de mayor edad".

Una reclamación que puede convertirse en realidad próximamente, ya que a finales de mayo de 2022, el Grupo Socialista ha sacado adelante una moción en el Senado para que el Gobierno agilice el reconocimiento de los coeficientes reductores de la edad de jubilación. Los bomberos forestales se verían especialmente beneficiados, ya que desarrollan sus tareas en condiciones de especial penosidad. Según el senador socialista Juan Espadas, sus labores “se caracterizan por una elevada exigencia física y se desarrollan normalmente en entornos cuyas condiciones suelen ser desfavorables, debido a factores como las altas temperaturas, la poca humedad o el tránsito por terrenos irregulares”.

Jubilación a los 60 para los Mossos d'Esquadra

A finales de 2021, el sindicato UGT y el Sindicato Autonómico de Policía, del Cuerpo de Mossos d’Esquadra, arrancaron al ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, el compromiso de que los Mossos se puedan jubilar a los 60 años, para que estén en igualdad de condiciones que el resto de las policías de España. “Es una situación atípica que la Ertzaintza se pueda jubilar de manera anticipada, la policía local también y los Mossos no puedan acceder a los 60 años”, denunciaba entonces Pepe Álvarez, secretario general de UGT.

Esta equiparación fue acordada por el Gobierno con ERC y Bildu en las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado para 2022. Además de los mossos, se pactó que la Policía Foral de Navarra se beneficiaría de la jubilacion anticipada a los 60 años.

Hace apenas unos días, el Gobierno central ha dado un paso adelante al pactar con la Generalitat que el Estado transferirá cada año el importe para pagar la jubilación anticipada de los mossos, que para 2022 será de 46 millones de euros. El Estado abonará estos 46 millones en tres veces, antes de que termine 2022. Para los próximos ejercicios, esta transferencia se realizará en cuatro anticipos iguales que se liquidarán el marzo siguiente.

Los camioneros se movilizan también

Los sindicatos UGT y CCOO han iniciado una campaña de movilizaciones para que se reconozca la jubilación anticipada sin penalizar a los conductores profesionales de transporte por carretera. Estos profesionales realizan un trabajo "con un gran número de horas en el puesto de conducción, trabajo a turnos, descanso en cabina en transporte de mercancías, manipulación de cargas y trabajo nocturno", recuerdan.

A esto suman "sufrir fatiga, trastornos del sueño, problemas cardiovasculares y respiratorios, estrés, exposición a contaminantes, exposición a temperaturas extremas, riesgos ergonómicos y trastornos osteoarticulares, posturas forzadas y trastornos musculoesqueléticos, exposición a ruido y vibraciones, aislamiento social, riesgos psicosociales e imposibilidad de conciliación laboral y familiar".

Mariscadores y rederas podrán anticipar su retiro

Alrededor de 3.200 trabajadoras por cuenta propia y unos 2.000 hombres, que trabajan como mariscadores, percebeiros y rederas, se verán beneficiados con el adelanto de la jubilación, ya que el Consejo de Ministros aprobó a finales de mayo de 2022 el proyecto de Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera. En total, más de 5.000 personas podrán anticipar su retiro laboral.

Las rederas, neskatillas y empacadoras tendrán un coeficiente reductor de la edad mínima para percibir la pensión de jubilación del 0,15. Estas ocupaciones son en su mayoría desarrolladas por mujeres. También tendrán esa consideración las mariscadoras de a pie, que se equiparan así con los mariscadores de a flote, y los buceadores profesionales. "En un sector fuertemente masculinizado, eran los únicos colectivos, junto con los buzos profesionales, que no contaban con este tipo de coeficientes. Esta reducción de coeficientes puede beneficiar a unas 5.300 personas", según detalla el Ministerio de Agricultura.

La Asociación Gallega de Trabajadores Autónomos y del Mar (Agtamar), integrada en UPTA, valora que la nueva ley pondrá "punto final" a la discriminación que sufría el colectivo. "Sin duda, la noticia es la más esperada por las personas trabajadoras autónomas del mar, en su mayoría mariscadoras, rederas y percebeiras".

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor