Pensiones

Solo Madrid, Baleares, Murcia y Canarias podrían pagar las pensiones con sus cotizaciones

Pepa Montero

Miércoles 13 de marzo de 2019

1 minuto

Cataluña y País Vasco, las más deficitarias

Manifestación convocada por la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones en Madrid.
Pepa Montero

Miércoles 13 de marzo de 2019

1 minuto

Entrevista a José Antonio Herce, economista experto en pensiones

En España hay tan solo 2,14 trabajadores por cada pensionista

La Seguridad Social es un sistema de caja única en todas sus contingencias y aplica los recursos con criterios no territoriales. Pero, ¿qué sucedería si cada región dispusiera de su propia caja de Seguridad Social y tuviera que pagar a sus pensionistas con las cotizaciones aportadas por los trabajadores de su territorio? A tenor del estudio Las pensiones en las comunidades autónomas, elaborado por el director asociado de AFI y economista experto en pensiones José Antonio Herce, el balance agregado de la cuenta de la Seguridad Social arroja un saldo deficitario de 17.700 millones de euros en 2017.

Si este balance se descompone por autonomías, atendiendo a los ingresos por cotizaciones y gastos por pensiones de cada una de ellas, tan solo Madrid, Baleares, Murcia y Canarias podrían cumpir con sus compromisos, puesto que son las cuatro únicas regiones con superávit en su balance anual.

El resto de las autonomías, encabezadas por Galicia (-3.013 millones de desequilibrio anual en 2017), Castilla y León (-2.877 millones) y Cataluña (-2.848,3 millones) serían incapaces de afrontar el pago de sus pensiones contributivas. Tampoco a Asturias (-2.502 millones) ni a País Vasco (-2.213 millones) les sería posible, en función de sus correspondientes medias anuales de ingresos y gastos.

“El sistema de caja única de la Seguridad Social es el que rige, no hay otro sistema, y más vale que no lo haya, porque todos los pensionistas causan déficit (en su cuenta individual cada uno recibe más de lo que ha aportado vía cotizaciones) y prácticamente también todas las regiones son deficitarias”, detalla Herce. Esta caja única, de momento, “sigue financiando las prestaciones de los pensionistas en las regiones más envejecidas, independientemente de que sean ricas o pobres”, dice.

La más deficitaria es Galicia, que apenas recauda 5.300 millones de euros (datos de 2017) y debe abonar 8.300 millones en concepto de pensiones; un resultado que parece lógico si se tiene en cuenta que su ratio entre cotizantes y pensiones es de 1,3, la segunda más baja de todas las regiones. La comunidad con la menor tasa de cotizantes / pensiones es Asturias, que por supuesto también lidera el ránking de las CCAA más deficitarias (es la cuarta): ingresos de 2.084 millones en cotizaciones en 2017, claramente insuficientes para pagar los 4.586 millones de euros a sus pensionistas.

Un jubilado vasco cobra un 48,6% más que un gallego

La pensión media de jubilación en el País Vasco era de 1.314,8 euros mensuales (14 pagas al año) en 2017, mientras que en Galicia era de 884,9 euros, es decir, un 48,6% menor. “Muchos pensionistas creen que es injusto que en Euskadi cobren pensiones más altas que en Galicia o en Extremadura, por ejemplo, pero no reparan en que cuando has cotizado mayor número de años, por bases más altas, es lógico que tengas mejores pensiones”, recuerda José Antonio Herce, autor de este estudio y también del libro A vueltas con las pensiones (Verssus, 2018). De ese modo se explica que economías poco productivas como Extremadura, Galicia, incluso Andalucía, donde los salarios no son buenos, tampoco tengan luego buenas pensiones.

Relación pensión / cotización.
 

A mayor cotización media, mayor pensión. “No cabe sorprenderse de esta relación, si bien las diferencias regionales de cada uno de los indicadores seguirán motivando la sorpresa de más de un lector. Las cotizaciones medias por afiliado son tan dispares por la causa evidente de que los salarios también lo son”, afirma Herce. Estas diferencias, según revela  en el estudio, tienen una explicación económica y son relevantes, especialmente entre las pensiones de jubilación y de incapacidad permanente, las más ligadas a las bases de cotización de sus causantes.

Ratio afiliados /pensiones

La relación afiliados / pensiones es crítica para el balance financiero del sistema. Se venía estimando que, antes de las reformas de 2011 y 2013, una ratio inferior a 2 implicaba la existencia de un déficit de ingresos sobre gastos del sistema. Pues bien, en la actualidad, solo cuatro comunidades (Madrid, Baleares, Canarias y Murcia) y las ciudades autónomas superan claramente el valor de 2 en esta ratio, con Madrid por encima de un saludable nivel del 2,5. Otras cuatro comunidades, Asturias, Galicia, Castilla y León y Cantabria se sitúan por debajo de 1,5, con Asturias claramente por debajo de un preocupante 1,25. El conjunto de España, alrededor del cual se sitúan las restantes, está algo debajo del 2.

Relación afiliados / pensiones.

Si el sistema de pensiones estuviese íntegramente transferido, con sus recursos y sus gastos, a las CCAA, doce de ellas estarían en situación deficitaria, con las cuatro del cuarto noroccidental sufriendo desequilibrios severos que les impedirían, seguramente, cumplir sus compromisos de pensiones.

Envejecimiento

Si la demografía determina el número y clase de las pensiones, la economía es la que decide el resultado final en lo que se refiere a la cuantía de las prestaciones. En regiones como Castilla y León, Asturias y Galicia casi una de cada cuatro personas tiene 65 o más años. Esto se traduce inmediatamente en una población pensionista muy relevante y muy insuficientemente cubierta por la población activa o cotizante en esas mismas regiones. De hecho, en estas regiones, apenas hay un cotizante por cada pensionista.

“La ruralidad no pesa tanto, lo que tiene mayor impacto son los malos mercados de trabajo que tenemos”, asegura José Antonio Herce, quien pone de relieve cómo en Canarias existe una tasa muy alta de afiliados/pensionistas porque posee una gran proporción de gente joven. En Madrid hay mucha participación activa de los trabajadores, un mercado de trabajo más eficiente y una población relativamente más joven.

“Cada vez estamos peor porque la edad de jubilación no va acompasada con la esperanza de vida. Es preciso ampliar las carreras de cotización”, resalta Herce, quien apostilla que la obligación de jubilarse por razón de edad es inconstitucional y se pregunta “¿es razonable seguir calculando las pensiones como hasta ahora, cuando se dan cotizaciones anuales cuatro veces inferiores a las pensiones anuales, aportadas durante menos de 35 años, mientras que las pensiones se disfrutan durante más de 20 años?”

La evolución de las cifras de la Seguridad Social no dejan lugar a mucho optimismo pues en los últimos años la recaudación por cotizaciones anuales solo alcanza para abonar unas 12 pagas a los pensionistas. Esto significa que para abonar las extras de verano y de Navidad los gobiernos han recurrido a vaciar el Fondo de Reserva y a los préstamos a la Seguridad Social.

Escribe tu comentario aquí 2
2
Francisco Hace 1 año
Estupendo informe. Esta página promete.
Carlos Hace 1 año
Excelente trabajo, era muy conveniente que estas verdades se comunicaran, de esta manera, con la realidad en la mano los políticos ya deben dejar de hacer demagogia y tomar mediadas que supongan soluciones a la viabilidad del sistema de pensiones en España.