Pensiones

Así son las fases y los factores que deciden el grado de dependencia

Ignacio Casanueva

Foto: BigStock

Jueves 20 de mayo de 2021

3 minutos

Trabajador social, médico de familia, app informática...son algunas de las figuras que intervienen

235.854 personas con derecho a prestación, en el limbo de la dependencia
Ignacio Casanueva

Foto: BigStock

Jueves 20 de mayo de 2021

3 minutos

Acceder a un grado de dependencia es un proceso burocrático al que se llega tras una situación que no ha sido deseada por la persona que se ve a ella, ya que toda persona desea valerse por sus propios medios. Sin embargo hay circunstancias que dificultan el día a día y nos llevan a solicitar la ayuda del estado, una ayuda que debe perder el estigma social que en ocasiones acompaña

Antes de empezar hay que detallar que la dependencia es el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que por distintas razones como edad, enfermedad o discapacidad necesitan de la atención de otra persona o de ayudas para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

Para acceder a ella lo primero que habrá que haces es presentar la solicitud de dependencia vía administrativa. Esta podrá hacerse al trabajador social del área de servicios sociales o a la delegación de la administración pública que corresponda.  Y es que la Ley de Dependencia está bajo el paraguas de cada comunidad, y a su vez cada una la distribuye en distintas consejerías.

Esta solicitud parece un mero trámite, pero a ojos de las personas mayores presenta un problema. Hay que tener en cuenta que en España hay más de 2 millones de personas mayores de 65 años, casi la mitad con más de 80 años y de estos últimos un 72% son mujeres que viven solas. Esta situación se ve agravada por varios motivos como el nivel educativo (nuestros mayores tienen un nivel educativo en su mayoría bajo), el conocimiento de la existencia de este derecho, y por último el reunir la documentación para iniciar los trámites.

Y es que junto a la solicitud hay que añadir:

  • Informe médico: realizado por el médico de familia en la que se ve la situación clínica y las prescripciones médicas que recibe
  • Informe social: elaborado por el trabajador social en el que refleja el entorno social, entorno familiar, características y condiciones del hogar, situación económica…
  • Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Una vez que se ha entregado toda la documentación junto a la solicitud se pasa a la siguiente fase, la visita al domicilio. Esta visita la lleva a cabo el denominado equipo de valoración, que cumplimentará el cuestionario relativo al baremo de dependencia in situ, con las condiciones reales diarias en las que se desenvuelve la persona, las condiciones de salubridad, rol de los familiares, barreras arquitectónicas, etc.

En la última fase se completa el expediente en la aplicación informática de la Administración, con la cual se asigna a esta persona una puntuación y que reconocerá un grado de dependencia en función de la severidad. Así, se distinguen

  • grado I o dependencia moderada
  • grado II o dependencia severa
  • grado III o gran dependencia

Esta acreditación de grado es válida para todo el Estado español, independientemente de la Comunidad Autónoma desde la que se haya solicitado.

Sobre el autor:

Ignacio Casanueva

Ignacio Casanueva es redactor especializado en temas de tecnología y salud.

… saber más sobre el autor