Pensiones

Tramos de retenciones del IRPF en la pensión de jubilación

65ymás

Domingo 21 de marzo de 2021

5 minutos

Como rendimientos del trabajo, las pensiones están sujetas a retenciones, variables y progresivas

Tramos de retenciones del IRPF en la pensión de jubilación
65ymás

Domingo 21 de marzo de 2021

5 minutos

Las prestaciones que reciben los jubilados por parte de la Seguridad Social están consideradas para Hacienda como rendimientos del trabajo. Y, como tales, están sujetas a retenciones en el IRPF similares a las que se aplican sobre los salarios de las personas que están en activo.

De la misma forma que las retenciones que se aplican a los trabajadores, son variables y progresivas, en función de la cantidad que cobra cada jubilado mensualmente. La pensión media está establecida en 15.085 euros al año y la retención media es del 7%. Pero veamos cuáles son todas las retenciones.

Los tramos para 2021 en las retenciones de las pensiones son:

  • 1%: para las pensiones que ingresen menos de 12.000 euros, se aplicará la retención mínima.
  • 2,61%: Si gana entre 12.001 y 18.000 euros anuales, este es el segundo tramo de retención.
  • 8,70%: para ingresos que vayan de 18.001 a 24.000 euros.
  • 11,83%:  es la rentención para quien ingrese entre 24.001 y 30.000 euros.
  • 15,59%: para pensiones superiores a los 30.000 euros se aplicará esta retención, que es la máxima.
Si eres jubilado o pensionista tu ayuntamiento podría ayudarte a pagar el IBI. Footo: bigstock

Las retenciones que paga un pensionista no son, sin embargo, un reflejo exacto de la obligación de pago del IRPF. En ocasiones las retenciones pueden ser superiores, por lo que, a la hora de presentar la declaración, el impuesto arrojará una devolución. Y al contrario, las retenciones podrían ser insuficientes y cuando se hace la declaración, hay que pagar más… aunque esta situación no suele ser habitual.

Según explica Bankinter, en esto influye el mínimo personal o familiar a que tenga derecho el pensionista que pueden ser por edad (si se es mayor de 65 años o de 75 años) o algún grado de discapacidad o alguna deducción derivada de su situación familiar (ascendientes o descendientes convivientes), así como el resto de ingresos adicionales a la pensión que haya obtenido a lo largo del año.

En el cálculo de la retención que tenga que hacer la Seguridad Social, se debe tener en cuenta las circunstancias personales del pensionista. Hacienda tiene las herramientas necesarias para proporcionarle el dato preciso de la retención que se debe hacer a cada uno, Explica Bankinter. Si no se hace bien ese cálculo se puede reclamar que se haga.

¿Puedo calcular las retenciones en la pensión?

La agencia tributaria, a través de su sede electrónica, cuenta con una calculadora de retenciones, para que tanto jubilados como pensionistas, de una forma sencilla, accedan a su tabla de retenciones de IRPF para las pensiones de la Seguridad Social.

Pensiones exentas de pagar el IRPF

Existe una serie de prestaciones que están exentas de retención del IRPF. Este año, estas son las pensiones que no tienen retención:

  • Pensiones por incapacidad permanente absoluta o de Gran Invalidez; las dos de mayor grado.
  • Prestaciones que vengan derivadas de actos de terrorismo, medallas y condecoraciones concedidas a causa de este tipo de acontecimientos.
  • Pensiones de orfandad
  • Pensiones reconocidas a personas que sufrieron algún tipo de lesión o mutilación durante la Guerra Civil española.
  • Prestaciones en favor de familiares. Eso sí, deben ser menores de 22 años.

Qué jubilados están exentos de hacer la declaración de la Renta

Como norma general, cuando no se superan los 22.000 euros de rentas anuales el contribuyente, pensionista o no, está exento de declarar el IRPF por esas cantidades, cuando provengan de un solo pagador.

Pero hay que tener en cuenta que el pensionista puede tener otros ingresos derivados de rentas del trabajo, es decir, tiene dos pagadores, la Seguridad Social y otro. En este caso, el mínimo exento para declarar será de 14.000 euros si los ingresos procedentes de los otros pagadores han sido además superiores a 1.500 euros anuales en su conjunto.