Planes de inversión

Un año de pandemia en la Bolsa, una montaña rusa de pánico y euforia

Beatriz Torija

Viernes 19 de marzo de 2021

5 minutos

Pese a las subidas producidas por las vacunas, el Ibex aún está lejos de su cotización pre Covid

Un año de pandemia en la Bolsa, una montaña rusa de pánico y euforia
Beatriz Torija

Viernes 19 de marzo de 2021

5 minutos

La Bolsa acaba de cerrar su año más vertiginoso. La pandemia provocó el 12 de marzo de 2020 la caída más grande en la historia del Ibex 35 en una sola jornada. En este año hemos visto a los Bancos Centrales poner en marcha todo un Plan Marshall para no dejar caer las bolsas ni la economía y hemos visto como el anuncio de la llegada de las vacunas, en noviembre, precedía al mejor mes en la historia del Ibex, con una subida superior al 25%.

Pero, aunque la bolsa haya registrado un importante rebote con la llegada de las vacunas y haya cierto grado de optimismo, anticipando la recuperación económica, el Ibex 35 aún está lejos de recuperar el terreno perdido. En febrero de 2020 cotizaba por encima de los 10.000 puntos. Hoy, ronda los 8.600 puntos.

Un año de pandemia en la Bolsa, una montaña rusa de pánico y euforia

El hundimiento

La volatilidad y el nerviosismo ya campaban a sus anchas en los mercados desde hacía semanas. Pero fue el día 12 de marzo de 2020, un día después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara oficialmente la pandemia, y anticipando que el Gobierno iba a decretar el Estado de Alarma (lo haría el sábado día 14), el Ibex 35 se desplomó un 14,06%. Las caídas fueron generalizadas. El batacazo también se vivió en el resto de parqués europeos: la bolsa de Milán se dejó ese día casi un 17%, la de Frankort un 12,24% y la de Londres un 10,9%.

La incertidumbre es lo que más lastra las inversiones, dicen los analistas. Y ese era el sentimiento que reinaba en todo el mundo. Nunca habíamos vivido una situación similar y los inversores soltaban papel a media que las economías se cerraban. El Ibex marcó un mínimo en 6.107 puntos.

Un año de pandemia en la Bolsa, una montaña rusa de pánico y euforia

El petróleo en negativo por primera vez en la historia

El 20 de abril de 2020, el precio del petróleo de referencia en Estados Unidso, el West Texas, para entrega en mayo cayó, por primera vez en la historia a terreno negativo (-37$ por barril). La industria de todo el mundo se había paralizado, es decir, la caída en la demanda fue abrupta y la capacidad de almacenamiento era insuficiente. Quien tenía crudo, pagaba por quitárselo de encima.

En 2020 las bolsas de todo el mundo protagonizaron “el mercado bajista más rápido de la historia y, a continuación, el mercado alcista más rápido de la historia” explica Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4. “Las bolsas parecen haber entrado, a comienzos de 2021, en una fase de asentamiento”, añade.

Un año de pandemia en la Bolsa, una montaña rusa de pánico y euforia

Ganadores y perdedores en Bolsa

Las compañías relacionadas con el ciclo económico y con la movilidad han sido las más castigadas. Bancos, aerolíneas, cadenas hoteleras, automovilísticas y compañías relacionadas con el consumo han sido las más castigadas en las bolsas. En el lado contrario, eléctricas, farmacéuticas, compañías tecnológicas y de energías renovables han subido durante estos meses.

El gigantesco plan Marshall de los bancos centrales, al auxilio de las bolsas

En esta ocasión, a los Bancos Centrales, a uno y otro lado del Atlántico no les tembló el pulso. Frente al análisis generalizado respecto a la crisis financiera, que les acusaba de haber actuado tarde y mal, esta vez, su respuesta fue clara y contundente. Los bancos centrales sacaron todo su arsenal e inyectaron la mayor cantidad de liquidez de la historia.

Banco Central Europeo (BCE)

“El consenso dominante es que la combinación de políticas monetarias y fiscales puesta en marcha para combatir la pandemia en todos los países -pero de forma más intensa en EE UU- va a funcionar, permitiendo a la economía iniciar un ciclo virtuoso de crecimiento sostenible” añade Juan Carlos Ureta. Hablamos de inyecciones de liquidez muy superiores a las que se pusieron en marcha tras la quiebra de Lehman, que además se han instrumentalizado de forma directa. El BCE ha lanzado un programa de compra de bonos de casi dos billones de euros Todo un Plan Marshall para la economía y para las bolsas.

Por el momento, el Ibex 35 aún tendría que subir más de un 15% para alcanzar los niveles en los que cotizaba en febrero de 2020, antesala de la hecatombe.