Planes de pensiones

Escrivá saca adelante los planes de empleo con el rechazo frontal de los pensionistas

Andrés Ramos / Pepa Montero

Foto: Europa Press

Jueves 9 de junio de 2022

9 minutos

El Congreso da luz verde al proyecto de ley con apoyo de Cs y PNV, y la abstención de Bildu

Escrivá saca adelante los planes de empleo con el rechazo frontal de los pensionistas
Andrés Ramos / Pepa Montero

Foto: Europa Press

Jueves 9 de junio de 2022

9 minutos

El PSOE revierte su error con el destope de las bases máximas de cotización

Escrivá confirma que las pensiones no contributivas subirán un 15%

 

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado y enviado al Senado este jueves el Proyecto de Ley para el Fomento de los Planes de Pensiones de Empleo, gracias al apoyo de Ciudadanos, PNV y PDeCAT y la abstención de EH-Bildu. Por su parte, el PP, Vox, Esquerra Republicana, la CUP y Más País-Equo han votado en contra. En total, 172 votos a favor, 164 en contra y 6 abstenciones. Un resultado ajustado, pero que le vale al ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, para cumplir con una de las exigencias de la Comisión Europea y que España pueda recibir el siguiente paquete de ayudas contempladas en el plan Next Generation.

A partir de ahora, el proyecto de Ley continuará su tramitación en el Senado y solo volverá al Congreso para que éste refrende o revoque los cambios que pueda introducir la Cámara Alta.

 

 

En sus últimas votaciones, el Congreso ha revertido el recorte de ventajas fiscales en el IRPF –aprobado a instancias de Unidas Podemos por un error del PSOE en la Comisión de Trabajo– así como el destope de cotizaciones.

Finalmente, el proyecto de Ley ha salido adelante después de una intrincada negociación y tras una tramitación que los grupos políticos del arco parlamentario han criticado por ser "caótica" y un "despropósito”, en su mayor parte debido a las prisas, ya que Bruselas reclama que la reforma de los planes de pensiones esté lista para finales de junio.

Fruto del apoyo de Ciudadanos al proyecto, la ley sale del Congreso con una nueva desgravación, en el impuesto sobre Sociedades para que las empresas puedan deducirse de su cuota íntegra hasta el 10% de las aportaciones que hagan a favor de sus trabajadores con retribuciones inferiores a 27.000 euros brutos. A partir de esa cifra, la deducción será sobre la parte proporcional de las aportaciones que correspondan a una retribución bruta de ese límite.

Asimismo, el precio de la abstención de EH Bildu es el compromiso, confirmado por el ministro Escrivá, de subir un 15% las pensiones no contributivas de forma casi  inmediata, ya que este aumento deberá incluirse en el próximo decreto ley para prorrogar las medidas de respuesta económica a la crisis provocada por la guerra en Ucrania hasta el 31 de diciembre de 2022. Con este 15%, según los cálculos trasladados por Bildu, los perceptores de este tipo de pensiones verán incrementada su paga entre 60 euros y 100 euros cada mes. 

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

 

Asimismo, el Congreso ha modificado el esquema de exenciones previsto en el proyecto que llegó a las Cortes Generales para escrutar todas las aportaciones a los planes de pensiones, y convertir los descuentos en reducciones con el fin de que formen parte de la transferencia a la Seguridad Social en los Presupuestos Generales del Estado.

Por otro lado, el proyecto incluirá una disposición para eximir del impuesto sobre transacciones financieras, la conocida como 'Tasa Tobin', las compras de acciones por parte de planes de pensiones de empleo y mutualidades de previsión social o entidades de previsión social voluntaria (EPSV) sin ánimo de lucro.

Escrivá: "El destope se hablará en el diálogo social"

Sobre la polémica desatada en torno a un posible destope de las bases máximas de cotización (un incendio que prendió el PSOE con su error al votar a favor de una enmienda de Unidas Podemos), Escrivá ha aclarado: "Obviamente, acordaremos dentro del Gobierno lo que tenemos que hacer y lo llevamos al diálogo social". El ministro ha querido zanjar así el revuelo causado, que este mismo jueves volvía a azuzar el socio de coalición al asegurar que la formación había acordado con el ministerio acelerar dicho destope.

La ampliación de los topes de cotización es uno de los deberes autoimpuestos por el propio Escrivá, incluido en el Plan de Estabilidad prometido a Bruselas. Iría parejo a un destope de la pensión máxima, si se lleva a cabo en los términos anunciados por el ministro. Actualmente, la pensión máxima que se cobra en España tiene un límite de 39.474 euros anuales, abonados en 14 pagas (unos 2.819,5 euros mensuales).

Con respecto a la aprobación del proyecto de Ley de planes de empleo, Escrivá asegura que su valoración "no puede ser más que positiva", al tratarse de una normativa que "ofrece a millones de personas una nueva forma de ahorro mucho más atractiva". No obstante, ha manifestado su sorpresa por los votos negativos de los partidos que "han apoyado este asunto en el Pacto de Toledo".

La modernización del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y "la adecuación de los rendimientos efectivos en términos de cotización, manteniendo la proporcionalidad" es el siguiente reto que encara el ministro dentro de su agenda reformista. Su cartera espera llevar pronto al Parlamento el acuerdo con los agentes sociales. 

Protesta pensionista frente al Congreso

Planes pensiones protesta

Mientras la ley de planes de pensiones de empleo se debatía en el interior del hemiciclo, a escasos metros, en las puertas del Congreso, cientos de pensionistas se concentraban para expresar su rechazo. Los distintos movimientos y plataformas denuncian que el proyecto "empobrece las pensiones públicas y abre la puerta a su privatización".

"Su objetivo fundamental es extender los planes privados complementarios de pensiones, impulsados por el Estado y por medio de la negociación colectiva sectorial, mientras que su gestión será entregada a las entidades financieras, aseguradoras privadas y a los mismos agentes sociales que firmarán los convenios colectivos y que formarán parte también de la comisión de control", aseguran en un comunicado conjunto.

 

 

 

Según los convocantes de la movilización de este jueves, los nuevos planes de pensiones colectivos implican que "a la vez que se recorta el Sistema Público de Pensiones (SPP), que garantiza unas prestaciones mínimas para todas las personas trabajadoras y supone un elemento de equilibrio de las desigualdades sociales en los años de la jubilación, se impulsan planes privados de pensiones para beneficio de las grandes entidades financieras privadas, que verán aumentar su negocio en miles de millones de euros".

Los autónomos, "discriminados" fiscalmente

El presidente de ATA y también vicepresidente de la CEOE, Lorenzo Amor, ha denunciado este jueves el tratamiento que padecen los autónomos, que "vuelven a ser los grandes perdedores" en la nueva ley de planes de pensiones de empleo, diseñada por el ministro Escrivá.

A través de su cuenta de Twitter, Amor ha advertido de que la nueva norma introduce "discriminación" con respecto a otros colectivos. "Llama la atención que haya grupos parlamentarios que apoyen esto para los autónomos", critica.

Cuando entre en vigor la ley, los autónomos que suscriban estos planes de empleo podrían optar por una deducción total de 5.750 euros anuales en el IRPF. Un importe que se eleva a los 10.000 euros al año para los asalariados, que tienen tanto derecho a una deducción de 8.500 euros por los planes colectivos, como a otra de 1.5000 euros por los planes individuales. Es justamente en esta deducción donde estaría el agravio comparativo para los autónomos, según fuentes de ATA.

Sobre el autor:

Andrés Ramos / Pepa Montero