Planes de pensiones

Un error del PSOE permite que el Congreso apruebe destopar las bases máximas de cotización

Raúl Arias

Jueves 2 de junio de 2022

5 minutos

En el proyecto de ley para impulsar los planes de pensiones de empleo

El Gobierno acepta deducciones a empresas para salvar los planes de pensiones de empleo
Raúl Arias

Jueves 2 de junio de 2022

5 minutos

La pensión no contributiva de jubilación subirá a 492 euros mensuales tras el pacto con Bildu

Escrivá espera la ley de planes de pensiones de empleo esté aprobada a comienzos de julio

 

El Congreso ha aprobado este jueves una enmienda de Unidas Podemos para destopar las bases máximas de cotización, que ha sido incluida en el proyecto de ley para impulsar los planes de pensiones de empleo al ser respaldada por el PSOE, que no tenía previsto apoyarla.

La enmienda formaba parte de un bloque de enmiendas de Unidas Podemos para limitar las deducciones y reducciones en el IRPF del proyecto del Gobierno, pero también para evitar que las aportaciones empresariales no cotizaran a la Seguridad Social.

Tras la votación, celebrada en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Migraciones y Seguridad Social del Congreso, desde la bancada socialista han reclamado repetir la votación tras percatarse que entre las enmiendas aprobadas estaba el destope.

Sin embargo, el presidente de la Comisión, Antón Gómez-Reino, de Unidas Podemos, a instancias del letrado, ha rechazado esta posibilidad, instando a plantear un voto particular durante la votación de la iniciativa en el Pleno.

 

El Congreso destopa las bases máximas de cotización al aprobar, por error del PSOE, una enmienda de Podemos

Luz verde a la ley de planes de pensiones

El Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos ha salvado este jueves en el Congreso el proyecto de ley de impulso de los planes de pensiones de empleo con el apoyo del PNV y el PRC, además de la abstención de Vox y EH-Bildu. El PP, Esquerra Republicana, Ciudadanos y Compromís han votado en contra.

Tras superar su votación en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el proyecto pasa ahora al Pleno del Congreso, que tiene la última palabra sobre esta iniciativa.

Tras acordar algunos cambios con Ciudadanos y PDeCAT para ampliar las ventajas fiscales de esta regulación, el Gobierno ha cuadrado sus cuentas acordando con EH-Bildu la subida un 15% de las pensiones no contributivas. Así, a cambio de su abstención, el futuro decreto ley para prorrogar las medidas contra la crisis provocada por la guerra en Ucrania incluirá la subida del 15% de las pensiones no contributivas, de viudedad, orfandaz o invalidez.

Asimismo, el acuerdo alcanzado con esta formación contempla que estos planes no mermarán los ingresos de la Seguridad Social, por lo que no irán a costa del sistema público de pensiones, uno de los principales temores de los movimientos de pensionistas, e incluso de Unidas Podemos, socio del Gobierno, que ha celebrado esta medida.

Asimismo, a propuesta de Cs y el PDeCAT, el proyecto incluirá una desgravación para las empresas en el Impuesto sobre Sociedades, que podrán deducirse de su cuota íntegra hasta el 10% de las aportaciones que hagan a favor de sus trabajadores con retribuciones inferiores a 27.000 euros brutos. A partir de esa cifra, la deducción será sobre la parte proporcional de las aportaciones que correspondan a una retribución bruta de ese límite.

Pese a que inicialmente la propuesta de Cs para esa deducción era de un 15% de las aportaciones, el acuerdo deja la deducción en el 10% de las aportaciones, tal y como planteaban también en sus enmiendas el PP, Vox y el PDeCAT.

Por otro lado, también a propuesta de Ciudadanos, se modifica la regulación de la Comisión de control especial de los planes de pensiones para exigir a sus integrantes al menos 10 años de experiencia en la gestión de fondos o planes de pensiones, y se evita que los miembros designados por el Gobierno tengan derecho a veto para determinadas decisiones.

Hasta ahora, el proyecto establecía que cualquier cambio en la política inversiones sobre el ejercicio del derecho de impugnación de acuerdos sociales necesitaba la aprobación de los miembros designados por el Ministerio de Seguridad Social, cláusula que se modifica para que sea suficiente con la mayoría de los mismos.

Sobre el autor:

Raúl Arias

Raúl Arias es periodista especializado en Política, Economía y Sociedad. Licenciado en la Universidad Complutense de Madrid, ha trabajado en diferentes medios de tirada nacional, siempre pegado a la actualidad.

… saber más sobre el autor