Ocio

Cinco escapadas a una hora de Barcelona

Olga Selma

Foto: Bigstock

Martes 30 de marzo de 2021

5 minutos

Estos destinos bien merecen una visita por su encanto natural y para escapar de la ciudad

5 escapadas a una hora de Barcelona
Olga Selma

Foto: Bigstock

Martes 30 de marzo de 2021

5 minutos

Dentro de nuestras propuestas de rutas para escaparse dentro de la propia Comunidad Autónoma, te toca el turno a la ciudad de Barcelona, cuyos alrededores atesoran pueblos y enclaves de gran belleza. Estos 5 destinos incluyen escapadas a la costa, a la montaña y también para visitar el patrimonio cultural catalán.

Sitges

Si buscas una excursión para disfrutar de la costa y pasar un día animado esta es tu elección. Esta localidad costera está situada en la comarca del Garraf, lo que la predispone de un micro-clima cálido, gracias a su posición geográfica  en la costa mediterránea. La rodea el Massís del Garraf, que la protege y hace que se pueda disfrutar de actividades al aire libre prácticamente todos los días del año. Sitges dispone de 4 km de playa, además de un hermoso paseo marítimo con los palacetes indianos a un lado y el mar al otro, que hace que siempre sea una buena excusa para una escapada.

bigstock Sitges

Espinelves

Subir a Espinelves es adentrarse en el corazón del Montseny. Este pequeño pueblo de doscientos habitantes, situado en medio de la zona del Montseny y Les Guilleries, se encuentra en una perfecta ubicación rodeado de bosques de encinas, robles, abetos y castaños. Si damos un paseo por sus estrechas calles podremos visitar el elemento más característico de la villa: la iglesia románica de Sant Vicenç d'Espinelves, del siglo XI, que alberga en su interior un pórtico románico del mismo siglo. Además cuenta con el Arboretum de Masjoan, que ofrece baños de bosque en su arboleda de árboles monumentales y centenarios.

Bigstock Espinelves

Tossa de Mar

Tossa también ofrece todos los alicientes para hacer las delicias del visitante que buscar el encuentro con el mar. Esta antigua población de pescadores con un gran bagaje histórico, es hoy un conocido destino turístico y uno de los paisajes más espectaculares de la Costa Brava por la sucesión de acantilados y miradores rodeados de verdes y azules que conforman sus sinuosas playas y caletas. Merece la pena el paseo por las calles y callejuelas del interior del recinto amurallado y subir hasta el Faro de Tossa, desde donde se pueden contemplar unas magníficas vistas.

bigstock Tossa de Mar

Tavertet

Una escapada a Tavertet significa estar en contacto con la naturaleza más pura. Alzado sobre un enorme acantilado de 200 metros, en frente de está pequeña localidad se encuentra el despeñadero de Tavertet, que ofrece con una panorámica sobrecogedora, que se puede contemplar desde el mirador del pueblo y representa una de las imágenes más emblemáticas y bonitas del territorio. El núcleo urbano conserva 48 casas autóctonas construidas entre los siglos XVII y XVIII, las cuales forman un conjunto armonioso que ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Tavertet es considerado uno de los puntos más turísticos de la zona por su tranquilidad y el aislamiento, ya que el pueblo nos ofrece una panorámica magnífica en el Valle de Sau y las Guilleries.

bigstock Tavertet

Monasterio de Santa Maria de Santes Creus

Como visita cultural destacamos el monasterio de Santa Maria de Santes Creus, el que fue el centro de una de las señorías monásticas más extensas e influyentes de la Corona de Aragón. Con una arquitectura sólida, grave y austera, la abadía refleja el modelo canónico de los monasterios del Cister (junto con Poblet y Vallbona de les Monges). Visitar Santes Creus es reencontrarse con la pureza espiritual y el alejamiento del mundo. Además, el esplendor del claustro, del siglo XIV, el primero de estilo gótico de la Corona de Aragón bien merece una visita.

bigstock Santa Maria de Santes Creus