Cine

Llega a las pantallas 'La importancia de llamarse Oscar Wilde'

Marco Herrera

Viernes 26 de abril de 2019

3 minutos

El film narra los últimos años del escritor británico alejado de Inglaterra y malviviendo en París

Colin Firth y Rupert Everett en La importancia de llamarse Oscar Wilde (2018) (Maze Pictures)
Marco Herrera

Viernes 26 de abril de 2019

3 minutos

El actor y ahora director británico Rupert Everett escribe y dirige La importancia de llamarse Oscar Wilde (2018), que se estrena este viernes y trata de hacernos llegar los detalles desconocidos sobre los últimos tres años de vida del poeta británico-irlandés. Cuenta para ello en el reparto con muchas de las caras más conocidas de la escena cinematográfica inglesa.

Argumento 

El título de la película hace referencia a la colección publicada en 1888 de cinco cuentos de hadas del escritor británico, titulados El príncipe feliz y otros cuentos. Casi 10 años después, Wilde había sido duramente golpeado tras ser condenado a dos años de cárcel por indecencia tras demostrarse su homosexualidad. Después de ser puesto en libertad, la misma tarde huyó del ostracismo social a París y nunca más entró en territorio británico. Sus últimos tres años los pasó con el nombre de Sebastian Melmoth en el continente europeo en la pobreza y el aislamiento, incluso en un hotel barato en la Rue des Beaux-Arts.

Durante este tiempo se reunió con Lord Douglas en Nápoles, entre otros. Constance, su esposa, también había abandonado Inglaterra con sus hijos y vivía, entre otros lugares, en el área de Nuremberg bajo el nombre de Constance Holland. El film narra esos últimos tiempos del artista, que en los días en los que malvive por París recuerda cuando era una de las personas más importantes de Londres y cuenta historias a base de su afamado ingenio a gente que conoce en la calle. En París y en esos últimos años, recibió el apoyo de un sacerdote católico, fe de la que se hizo creyente.

Reparto

Al director, guionista y protagonista en el papel de Wilde, Rupert Everett, se le suman Colin Firth como Reggie Turner, Colin Morgan como Alfred Bosie Douglas, Emily Watson como su esposa, Constance Wilde; Tom Wilkinson como el padre Dunne o Anna Chancellor como Mrs. Arbuthnott.

La película hizo su presentación en los Premios del Cine Europeos celebrados en Sevilla, donde Everett fue nominado como Mejor Actor principal. En esta categoría también obtuvo nominación en los Premios del cine británico, los BAFTA. Los Satellite Awards reconocieron a este largometraje con el premio a la Mejor Ópera Prima para el protagonista y director.