Gastronomía

Conoce la receta más tradicional de arroz con leche para chuparse los dedos

Victoria Herrero

Viernes 19 de abril de 2019

1 minuto

Arroz, leche, azúcar, canela y rayadura de limón son los ingredientes de este tradicional postre

Receta de arroz con leche (bigstock)

Se trata de uno de los postres más tradicionales de nuestra gastronomía y que podemos encontrar en la carta de numerosos restaurantes. Así pues, vamos a compartie los mejores trucos para hacer una receta de arroz con leche con la que os chuparéis los dedos.

Ingredientes

Para elaborar esta receta para unos cuatro comensales necesitaremos: 

  • Arroz redondo. Con algo menos de dos tazas será suficiente.
  • Tres cuartos de esa misma taza, pero de azúcar.
  • Un litro de leche entera. Se puede cambiar por otro tipo si se tiene problemas de intolerancia a la lactosa.
  • Una taza de agua.
  • Un poco de canela en rama.
  • Piel de limón para darle un toque final al postre.

Cómo se hace el arroz con leche paso a paso

Una vez tengamos listos los ingredientes, pasaremos a realizar la receta de una forma más casera y tradicional. En un primer momento se pone el arroz y el agua en una olla y calentamos a fuego medio alto.

Cuando observemos que está caliente, añadimos la leche, la canela en rama y la piel de limón y mezclamos todo bien. En este paso recuerda cortar muy fina la cáscara del limón para que no se lleve la parte de abajo blanca que es muy amarga

Vamos removiendo de vez cuando para que no se pegue el arroz, bajamos el fuego de intensidad y lo mantenemos unos 50 minutos. Seguimos moviendo cada cierto tiempo y comprobamos si el arroz está demasiado caldoso o, por el contrario, necesita algo más de hidratación.

Lo ideal es que la textura sea cremosa, pero ni demasiado seca ni tampoco con exceso de líquido. Es entonces cuando añadiremos el azúcar, mezclaremos bien y dejaremos reposar 5 minutos más con el fuego ya quitado. Se puede consumir tanto frío como caliente.

Algunas recomendaciones finales

Si lo que quieres es reducir las calorías a la hora de hacer este postre casero, puedes añadir menos azúcar o bien emplear algún edulcorante natural que no te quite la parte dulce, pero que al menos resulte algo más saludable. Si por el contrario, por un día no te importa darte un capricho, incluso puedes añadir nata a la leche. Quedará mucho más cremoso.

0

No hay comentarios ¿Te animas?