Alimentación

Cinco edulcorantes naturales para sustituir al azúcar

Victoria Herrero

Jueves 14 de noviembre de 2019

2 minutos

Aunque son más saludables, tampoco hay que excederse en cuanto a la cantidad que se toma

Miel, uno de los mejores edulcorantes naturales para sustituir al azúcar (Creative commons)

Aunque pueda parecer inofensivo, el azúcar refinado resulta perjudicial para nuestra salud; sobre todo el consumo excesivo. Así lo constata la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ya viene alertando de los peligros de consumir alimentos o productos procesados con demasiada cantidad de edulcorante refinado. Según los datos que maneja, lo más saludable para nuestro organismo es no pasarnos de los 25 gramos diarios, cuando en nuestro país la media se encuentra entre los 78 y los 110. 

Ante esta situación, existen alternativas más saludables de edulcorantes naturales que pueden sustituir al habitual azúcar blanco. Eso sí, este tipo de endulzantes no son un milagro y siempre hay que vigilar la cantidad que se ingiere.

Mremos donde miremos las etiquetas de los alimentos y productos, vemos que la mayoría de ellos tienen azúcar. En este sentido, tanto médicos como nutricionistas aconsejan no eliminar de forma drástica la presencia de azúcar en nuestra vida, ya que un consumo moderado no es perjudicial, sino reducir su ingesta o encontrar otros ingredientes naturales que nos aporten esa dulce sensación, pero sin que supongan un riesgo para nuestra salud. 

¿Cómo sustituir al azúcar con edulcorantes naturales? (Pexels)

Los edulcorantes naturales más conocidos 

La miel es uno de los edulcorantes naturales con más nutrientes. Entre sus propiedades, tener vitamina C, actuar como antioxidante o como defensora del sistema inmunológico, entre otros muchos beneficios. Lo más aconsejable en este caso, si queremos aprovecharnos de su carácter dulce, es tomarla lo menos refinada posible; es decir, no nos vale la del típico recipiente que se vende en el supermercado, sino que hay que elegirla sin pasteurizar. 

En los últimos años, la stevia se ha puesto de moda. ¿Sus bondades? No tiene apenas calorías y ofrece una sensación mucho más dulce que el azúcar convencional (hasta 300 veces más). Además de usarse en dietas para bajar peso, destaca por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes y ayuda a la hora de facilitar la digestión.

Si queremos hacer paulatinamente la transición del azúcar blanco, la panela es otra opción. Es el jugo de la caña de azúcar secado y purificado y su textura es similar a la del blanco refinado, pero más saludable (aporta vitaminas, minerales y nada de calorías) aunque endulce menos. 

Otro de los edulcorantes naturales es el azúcar de coco, que se extrae del jugo del fruto y cuyo sabor recuerda al caramelo. Tiene un índice glucémico bajo y es rico en hierro, potasio y magnesio. La única pega, que resulta un poco caro si lo comparamos con el resto de edulcorantes domésticos. 

Por último, la melaza de caña es otro endulzante natural que procede de la caña de azúcar. Aunque pueda parecer lo contrario, es una alternativa de lo más saludable ya que, al contrario del azúcar refinado, no ha sido tratada y tiene muchos nutrientes. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?