Cómo

Receta de leche frita: el postre típico de la Semana Santa paso a paso

Rosa María Torres

Lunes 23 de marzo de 2020

2 minutos

La leche frita, también conocida como tostada de crema, es uno de los postres más solicitados

Leche frita (Wikimedia Commons)

En el recetario de la abuela no falta nunca esta receta tan exquisita como calórica. Es fácil de hacer y siempre, o casi siempre, sale bien. Es un postre tradicional español que se elabora, en mayor medida, en época de Semana Santa. Cada hogar le da su toque personal y siempre triunfa entre los comensales.

¿De dónde es típico este postre?

Del Norte de España. Aunque casi todas las comunidades autónomas han adoptado la receta. Su textura es suave y siempre se sirve espolvoreada con canela en polvo y azúcar. A veces, es habitual encontrarla con caramelo, crema chantillí, frutas, chocolate o crema de vainilla. En algunas recetas se usa almidón o harina de maíz, para adaptarla a los intolerancias al gluten. También se puede utilizar leche de soja o sin lactosa.

Batir Huevos (www.bigstockphoto.com)

Ingredientes para 6 unidades

  • 750 ml de leche
  • 150 g de azúcar
  • 60 g de maicena
  • 2 yemas de huevo
  • 1/2 rama de canela
  • Cáscara de naranja y limón

Ingredientes para el rebozado

  • Maicena
  • 1 huevo batido
  • Aceite de girasol
  • Azúcar
  • Canela

Preparación, paso a paso

  1. Colocar 500 ml de leche en un bol. A continuación, añadir 150 gramos de azúcar, media rama de canela y dos cáscaras de naranja y limón. Poner todo a fuego medio hasta que rompa a hervir y de vez en cuando remover. En cuanto comience el primer hervor, retirar y dejar entibiar. Retirar también la rama de canela y las pieles de los cítricos.
  2. En otro bol echar los 250 ml de leche fría restantes, añadir dos yemas de huevo y batir. A continuación, incorporar 60 gramos de maicena y remover hasta disolver todo el contenido. Incorporamos este contenido al anterior.
  3. Poner la mezcla en un cazo a fuego medio hasta que espese. Para que no se pegue hay que remover de forma regular.
  4. Cuando tengamos todo listo, verter en un molde de cerámica o cristal. Alisar bien y tapar a ras con film transparente. Después, a temperatura ambiente, dejar enfriar y cuando esté muy frío, reservar en la nevera durante cuatro horas o, si hay tiempo, hasta el día siguiente.
  5. A continuación, voltear la mezcla sobre el papel vegetal. Cortar las porciones con un cuchillo e introducir los trozos en maicena y huevo batido. Freír con abundante aceite de girasol y, una vez cocinadas y fritas, cubrir con un papel para que suelte el exceso de aceite.
  6. Por último, espolvorear cada porción con azúcar y canela. Hacerlo sin miedo y listo para servir.

Valor nutricional

Es un postre que contiene una buena fuente de calcio, hierro, vitamina A, B y D. También es rico en proteínas. Sin embargo, tiende a ser una receta muy grasa. Por eso, se aconseja consumirlo de forma ocasional. Aproximadamente tiene 460 calorías y 22 g de grasa, de las cuales 6 g son saturads, 31 g de azucares y 0,02 g de sal. 

1
Amador Soria Giménez Hace 11 meses
Algo se me escapa. Entre los ingredientes hay 60 grs. de maicena. Los utilizamos en el punto 2: ponemos en un bowl leche restante, 250 ml., 2 yemas y batimos. Añadimos despues 60 grs. de maicena y removemos. Más tarde en el punto 5 cortamos en porciones e introducimos en huevo batido y MAICENA de nuevo. ¿Cuánta? Ya hemos gastado los 60 grs. que nos indicaban los ingredientes.