Libros

Cada país puede ser una Marca muy poderosa, ¿cómo mejorar la de España?

Carlos Losada

Foto: Editorial Lid

Jueves 16 de mayo de 2019

2 minutos

Didier Lagae aporta su experiencia en el libro 'Marca País, un País como Marca'

Marca País, un País como Marca

Didier Lagae (@dlagae), fundador y CEO de Marco de Comunicación, ha escrito Marca País, un País como Marca (Editorial LID, @lideditorial) con el objetivo de plantear los desafíos más importantes en la gestión profesional de la Marca de un País.

Y para ello pone de manifiesto algunos ejemplos que sirven como casos de éxito. Asimismo, se detiene en los principales frenos que, a su juicio, dañan la reputación de España: la corrupción y el independentismo.

Concepto Marca País

En primer lugar, Lagae se detiene en los principales componentes del concepto Marca País. Estos consisten en los ejes Doing Business y Turismo, que resultan claves para cambiar la percepción del país de cara a fomentar negocios y atraer turistas. El autor apuesta por aprovechar la ventaja competitiva de un país atrayendo talento e inversiones y fomentando la exportación de productos y servicios. Asimismo, apunta los principales factores de influencia que perjudicar a su imagen, deteniéndose en consideraciones políticas y jurídicas.

Factores negativos en España

Tal y como hemos señalado, en Marca País, un País como Marca, el autor asume que si nos referimos a España, la corrupción es la realidad que más está contaminando su imagen. Y se centra en que sin importar la región ni el color político, es necesario mejorar el nivel de transparencia y aplicar un cambio real.

En cuanto al independentismo, es el siguiente factor que más está perjudicando a su reputación. Según Lagae, el término “nacionalismo” se usa equivocadamente y se confunde con el de “regionalismo”. Y considera que frente a esta división, España debe proyectar una imagen positiva de suma, que refleje el puzle y el crisol de culturas que contiene, sin renunciar a las diferentes personalidades de cada una de sus grandes ciudades.

“España dejó atrás un periodo nefasto marcado por el terrorismo, pero los conflictos territoriales y, en especial, el independentismo catalán y vasco continúan perjudicando su imagen. Si a esto añadimos que la corrupción sigue siendo uno de los principales temas que preocupan a los ciudadanos, obtenemos que la percepción de la Marca País sigue, desafortunadamente, centrada en su pasado y no en su futuro. El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez tiene la oportunidad de invertir en comunicación, definiendo adecuadamente sus audiencias y reflejando el storytelling apropiado para cada una de ellas, y así: aumentar exportaciones e inversiones, atraer talento y fomentar el turismo”, resume en su libro.

0

No hay comentarios ¿Te animas?