Política

Pedro Sánchez: “Hemos ganado las elecciones y vamos a gobernar España”

Antonio Castillejo

Lunes 29 de abril de 2019

5 minutos

El PSOE remonta desde su peor resultado histórico y gana sus primeras generales desde 2008

Pedro Sánchez

28A: Victoria del PSOE, pero... ¿ganan los mayores?

Así vivimos el 28A en directo

El PSOE ha ganado las elecciones con 7,4 millones de votos, un 28,7% de los votos, 123 escaños, que unidos al resto de la izquierda hacen que la posible coalición entre PP, Cs y VOX para formar gobierno quede sin opciones para colocar a uno de sus candidatos en la Moncloa.

La jornada electoral, que ha transcurrido con total normalidad, ha registrado un gran índice de participación superior al 75,75% del censo, o lo que es los mismo, 9,27 puntos más que en los comicios de 2016. De hecho, Pedro Sánchez, el candidato más madrugador a la hora de votar declaró que la jornada electoral es “una jornada de puertas abiertas hacia el futuro de España".

El ambiente en la sede nacional del PSOE ha sido tranquilo durante todo el día hasta que a las seis de la tarde han comenzado a formarse las tradicionales colas de periodistas recogiendo sus acreditaciones y fotografiando la fachada del número 33 de la calle Ferraz, justo en frente de la sede socialista, en la que ondeaban banderas españolas, republicanas, del PSOE y de VOX mientras sonaban por entre sus ventanas abiertas canciones como ‘Viva España’ de Manolo Escobar, el himno nacional o el ‘Cara al sol’.

"Presidente, Presidente"

Una hora después comenzaban a llegar militantes, simpatizantes y dirigentes socialistas que con el tiempo fueron convirtiéndose en multitud que al borde de las nueve y media, con la llegada del coche que transportaba a Pedro Sánchez gritaban entusiasmados: "Presidente, Presidente".

Un ambiente radicalmente opuesto al que se vivió el 1 de octubre de 2016, hace apenas 19 meses, cuando Susana Díaz declaró que “muerto el perro se acabó la rabia”. La política es a veces caprichosa pero en esta ocasión Sánchez, tras apenas diez meses de Gobierno, ha jugado bien sus cartas.

La primera noche victoriosa del PSOE después de once años tras el último triunfo, el de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008, se vivió en un clima de euforia que alcanzó su máximo grado cuando Pedro Sánchez abandonó la cuarta planta y se dirigió a la legión de seguidores y anunció: “Hemos ganado las elecciones y vamos a gobernar España”.

Gobernar España

Tras este anuncio, Sánchez ha explicado a los miles de seguidores socialistas que abarrotaban la calle Ferraz que “hay que reivindicar la democracia y la defensa que de ella ha hecho el país”.

Feliz después de casi doblar en votos al PP añadió que “decían que este partido no tenía futuro y que había que resignarse a que gobernase el PP. Pero hoy hemos enviado un mensaje de lo que los españoles no queremos: la involución y el regreso al pasado".

Interrumpido por gritos de “con Rivera no, con Rivera no”, el líder socialista respondió: “Yo creo que ha quedado bastante claro ¿no?”, para después añadir que en cualquier caso “no vamos a poner cordones sanitarios a nadie mientras se respete la Constitución”.

Siguiendo con los mensajes que Pedro Sánchez asegura que el PSOE ha enviado en el día de hoy uno ha sido a “Europa y el mundo entero: se puede vencer a la reacción, el autoritarismo y la involución”, momento en el que la multitud le interrumpió con gritos de “no pasarán”.

El secretario general del PSOE anunció también que él y su Gobierno van a ser “el presidente y el Gobierno de todos los españoles y españolas y que piensa va a avanzar en el camino de la convivencia entre todos los españoles porque este partido ama la igualdad y se reconoce en su diversidad”. 

Queremos acabar con las desigualdades y avanzar en la justicia social. Hemos hecho que pasara y ha ganado el PSOE”, concluyó el líder socialista. Ninguna mención expresa a sus compromisos y los de su partido con temas tan importantes para todos, pero sobre todo para los mayores, como las pensiones, la dependendencia o la situación de la Seguridad Social.

Compromisos y propuestas que quedan en el aire

“No podemos tolerar como sociedad que se desprecie a los mayores”, declaró Pedro Sánchez en entrevista exclusiva para 65Ymás con el presidente del Comité editorial, Fernando Ónega. Sin embargo, finalmente solo el 10% de las propuestas electorales del PSOE (con todo, el partido con mayor porcentaje de los cinco con posibilidades entre los que se presentaban) hablaban de los mayores. Eso sí, en algunas ocasiones con temas de tanto calado como la que el propio Sánchez desveló a éste diario al asegurar: “Me comprometo a blindar las pensiones en la Constitución”.

Al final, como se esperaba, el resultado de esta noche electoral es que el próximo gobierno, si es que se llega a pactos y acuerdos, no será monocolor. El bipartidismo está muerto y bien enterrado. Pero de cara a esas inevitables conversaciones que a partir de ahora se van a producir, convendría recordar cuales eran las propuestas que el PSOE llevó a su programa electoral en relación con los mayores.

Sólo el PSOE y Unidas Podemos se comprometieron en su programa a incrementar las pensiones mínimas y no contributivas, pero quedó en el aire, a pesar que en la entrevista de Pedro Sánchez con Fernando Ónega así lo propuso el líder socialista, la equiparación de las pensiones al salario mínimo interprofesional. Además, los socialistas se comprometieron a retomar la senda del Pacto de Toledo y diseñar políticas públicas que favorezcan el envejecimiento activo de la población y también la lucha contra el problema de la soledad no deseada de los mayores.

También quedaron sin concretar, en lo que a sanidad se refiere, la demanda de dotar al sistema de más recursos materiales y humanos ante la crisis de ‘batas blancas’ que se avecina con la próxima jubilación de muchos de los profesionales médicos, pero se destacó la progresiva incorporación de la atención a la salud bucodental y se prometió especial atención a las enfermedades raras y a las grandes dependencias, así como la revisión del copago farmacéutico. Por lo que al tema, que también entró en campaña, de la muerte digna se refiere, los socialistas se decantaron claramente a favor de su implantación.

Otro de los asuntos que las asociaciones de mayores intentaron que se abordasen sobre el problema de la dependencia es el del incremento de la ayuda a domicilio y el PSOE incorporó en su programa el refuerzo de los sistemas de teleasistencia, pero nada se dijo de la reducción de las listas de espera, aunque sí se apoyaba la mayor profesionalización y mejora de las condiciones de los cuidadores de mayores.

Por último, una de las medidas estrella de los socialistas era reforzar la progresividad fiscal para caminar hacia una más justa redistribución, fundamental para reforzar el sistema público de pensiones y su revalorización anual con el IPC real, así como para cumplir el objetivo de establecer una senda de cinco años para superar el déficit del sistema de la Seguridad Social y hacer frente al aumento del gasto ligado a la jubilación de la generación del ‘baby boom’.

0

No hay comentarios ¿Te animas?