Ocio

Ruta del románico palentino

María Liébana

Lunes 19 de octubre de 2020

1 minuto

No es una ruta en sí, si no una serie de localidades que cuentan con pequeñas joyas arquitectónicas

Ruta del románico palentino
María Liébana

Lunes 19 de octubre de 2020

1 minuto

Puede que Palencia sea una de las provincias más desconocidas de nuestro panorama turístico nacional, pero no es por que carezca de cosas que ofrecer a sus visitantes. Y es que esta provincia de Castilla y León poco tiene que envidiar a sus vecinas. Además de su rica gastronomía, Palencia esconde un precioso tesoro de incalculable valor histórico: su románico.

Gótico vs románico

Para poder poner contexto y entender el gran valor de este patrimonio nos remontaremos a la Edad Media.

Con la llegada del arte gótico, los pueblos y ciudades más ricos de la zona comenzaron a sustituir sus construcciones de estilo románico por nuevas y magestuosas construcciones góticas, de gran altura y llenas de detalles.

Pero esto no ocurrió en Palencia. Tierra de campos, y de costumbres más humildes que el resto, la provincia palentina no llego a sufrir está transformación, manteniendo en uso sus pequeñas iglesias y monasterios, y conservando su estilo original a lo largo de los años. Gracias a ello, hoy podemos disfrutar de los más de 90 edificios catalogados en estilo romántico distribuidas a lo largo de toda la provincia, dando forma a la denominada “Ruta del románico palentino”.

Ruta del románico 

La ruta del románico palentino no es una ruta en sí. Se trata de una serie de localidades que cuentan con estas pequeñas joyas del románico esparcidas por toda la provincia. En la web de Turismo Palencia encontrarás hasta 3 rutas diferentes en la zona norte que conectan distintas poblaciones. Entre estás joyas históricas y artísticas se encuentran:

San Martín de Tours, Frómista

Joya del románico palentino y del románico internacional. Esta iglesia del siglo XI es lo que queda de un gran monasterio fundado por la Orden de Doña Mayor de Castilla y es parada obligada del Camino del Santiago. 

Es un claro ejemplo del arte de su época y se encuentra en perfecto estado: tres naves, bóveda de cañón, cimborrio octogon, etc. La decoración, aunque escueta, también hay que apreciarla: desde sus capiteles al ajedrezado de la cornisa.

bigstock View At The Church Of San Mart 312660175

San Juan Bautista, Moarves de Ojeda

Toda una maravilla. La piedra de esta iglesia, desgastada por el tiempo, ha tornado a colores rojizos con un efecto muy llamativo. Junto a la fachada principal hay un banco desde el que podrás contemplar a los doce apóstoles tallados en el friso junto a la figura del Pantocrator, con unos pliegues del manto “imposibles”.

Los capiteles nos hablan de la lucha entre hombres y fieras, parejas leyendo libros, grupos de bailarinas entre músicos, decoración vegetal… Transmitiendo muchísima paz y serenidad, tal y como buscaban los constructores del románico. Existe otra iglesia en la localidad, la Iglesia de San Pedro, que conserva algunos canecillos románicos.

MOaves

Santa Cecilia, Aguilar de Campoo

Santa Cecilia, la iglesia románica de Aguilar de Campoo, está enclavada en la falda de la montaña y ha sido recientemente restaurada. Debido a los fallos en la cimentación, las bases de los arcos se vieron desplazadas, recogiéndose hacia dentro. Esto le da un efecto muy peculiar y atractivo. En su interior, de extrema sencillez, encontramos dos capiteles junto al altar muy elaborados. Destaca el detallismo de las cotas de maya de los soldados de Herodes.

Aguilar de Campoo

Monasterio de San Andrés del Arroyo, Santibáñez de Ecla

Mejor conservado que otros más populares, como el Monasterio de San Zoilo en Carrión de los Condes (otra parada históricamente importante del Camino de Santiago), se considera uno de los mejores ejemplos del arte románico cisterciense. Fue construido entre los siglos XI y XIII por lo que en su claustro, iglesia y sala capitular (las grandes joyas) se observa el paso del románico al gótico.

SanAndesdeArroyo1002

Colegiata de San Salvador de Cantamuda

Llegando al corazón de la montaña palentina, se encuentra esta Colegiata de San Salvador, declarada Bien de Interés Cultural desde 1993 por su peculiar espadaña (campanario formado por una sola pared, en la que están abiertos los huecos para colocar las campanas). Fue mandada construir en 1181 por la Condesa de Castilla, Doña Elvira.

SanSalvadordeCantamudaGaleria2

 

Escribe tu comentario aquí 1
1
Encar Hace 1 mes
Gracias,magnifica informaciony. Felicidades¡