Ocio

Cuenca: tesoros que merece la pena visitar más allá de las Casas Colgadas

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 29 de marzo de 2021

4 minutos

Cuenca: tesoros que merece la pena visitar más allá de las Casas Colgadas Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 29 de marzo de 2021

4 minutos

Patrimonio de la Humanidad, más allá de las Casas Colgadas o la Catedral, la ciudad de Cuenca tiene cientos de rincones maravillosos que nos harán viajar al pasado cual capitán Alatriste.

Cuenca conserva en su casco antiguo un patrimonio arquitectónico rico y bien conservado. Gran parte del casco histórico es, en sí, un mirador sobre las hoces del río Júcar y del Huécar, un entorno natural de gran valor.

Las casas colgadas

Sin duda son el símbolo de la ciudad y uno de los lugares más fotografiados de Cuenca.

Estas casas se asoman al río desde sus balcones de madera voladizos sobre el acantilado.

En la actualidad, dos de ellas se pueden visitar: la casa de la Sirena, que aloja un mesón donde degustar los platos típicos, y las Casas del Rey, que contiene el Museo de Arte Abstracto Español.

Se tiene constancia de que fueron construidas en los siglos XV y XVI.

Si visitas Cuenca, no te puedes perder todo esto Foto: bigstock

Ciudad Encantada

Se trata de uno de los imprescindibles que hay que visitar en Cuenca. Aunque pienses que es el eslogan de esta ciudad, nada más lejos de la realidad. Se trata de un espacio declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1929 en el que grandes rocas calizas toman formas curiosas por efecto del tiempo y los fenómenos atmosféricos.

A unos 35 kilómetros de la ciudad y en pleno corazón del Parque Natural de la Serranía de Cuenca podemos contemplar como estas grandes piedras calizas con miles de años de historia y procedentes del fondo del mar se distribuyen por este paraje natural en el que podemos dejar volar nuestra imaginación.

Si visitas Cuenca, no te puedes perder todo esto Foto: bigstock

Catedral de Cuenca

La catedral de Santa María y San Julián es el templo principal de la ciudad española de Cuenca. Fue el primer edificio que se construyó en la ciudad tras la reconquista.

Su estilo está mezclado por lo gótico normando, con algunas reminiscencias románicas y aportaciones posteriores como el plateresco, cisterciense o barroco. La fachada se derrumbó por lo que la actual es del siglo XX.

Si visitas Cuenca, no te puedes perder todo esto Foto: bigstock

Torre de Mangana

Construida sobre las ruinas del antiguo alcázar fue reconstruida en el siglo XX dotándola de un aspecto neomudéjar, además de un aspecto propio de las torres italianas.

Aunque en su origen fue torre de defensa y vigilancia, en la actualidad es el reloj de referencia de la ciudad.

Si visitas Cuenca, no te puedes perder todo esto Foto: bigstock

Puente de San Pablo

El actual puente de hierro sustituyó en 1902 a otro de piedra, construido entre 1533 y 1589 para salvar la hoz del Huécar, comunicando el convento de San Pablo y el casco urbano, y que se derrumbó.

Sin duda, es uno de los mejores lugares desde donde contemplar las Casas Colgadas.

Si visitas Cuenca, no te puedes perder todo esto Foto: bigstock

Convento de San Pablo

Frente a las Casas Colgadas, al otro lado del Puente de San Pablo, se encuentra el convento de San Pablo de la orden de los Dominicos.

Del siglo XVI, este edificio tiene una estructura gótica y una decoración renacentista.

Si visitas Cuenca, no te puedes perder todo esto Foto: bigstock