Viajes

Un paseo por Altea, el pueblo más bohemio y marinero de la Costa Blanca

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Jueves 25 de julio de 2019

2 minutos

A 50 kilómetros de Alicante y 130 de Valencia, acercarte a descubrir este lugar es una buena idea

Altea

Tal vez no la conozcas, pero seguro que su nombre te resulta familiar, porque han sido numerosos los personajes conocidos que se han quedado prendados de esta pequeña localidad, que sigue resultando bonita, acogedora y coqueta pese a la “invasión” de visitantes en la temporada estival.

No importa. Altea ya se ha acostumbrado y cada verano sigue deslumbrando en lo alto de un estratégico promontorio que mira atentamente al Mediterráneo. Recorrer el casco antiguo de este municipio, de calles empedradas que suben hasta la Plaza de la Iglesia entre casas blancas con balcones de flores, sigue siendo un placer.

Altea

 

Playas, nomumentos, mercadillos, gastronomía y una noche muy especial

Si te encuentras en la Comunidad Valenciana (@Valenciaturismo), no renuncies a descubrir Altea (@VisitAltea). Un primer paseo te llevará culebreando entre sus bonitas calles hasta el punto más alto, donde se encuentra la Iglesia del Consuelo, inconfundible con sus brillantes tejas azules y blancas.

Altea Costa Blanca Spain 17 Sept. 2011   Flickr   PhillipC

Puedes acercarte hasta Oficina de Turismo y trazar tu propio itinerario porque, además de la belleza del conjunto, tienes calles especialmente interesantes, por las casas y edificios antiguos, excelentemente conservados, que se residen en ellas. Indispensable un paseo por la Calle Mayor, que lleva hasta la plaza de la iglesia, el corazón de Altea; pero también por la Calle Salamanca, con sus casonas de principios del siglo XIX, o por la Calle Santa Bárbara, donde se encuentra la llamada Casa de Cervantes. Elijas la ruta que elijas, te encantará.

Altea

Por el camino, te resultará difícil resistirte a la multitud de bares y restaurantes donde puedes probar la gastronomía mediterránea en su versión más marinera. Los mercadillos y los puestos de artesanía son también parte del encanto de este lugar que, además, cuenta con una magnífica oferta de actividades culturales.

Como no podía ser de otra manera, disfrutar de las playas es otro de los atractivos de Altea. Son tranquilas, de aguas limpias y perfectas para nadar y practicar deportes náuticos, snorkel incluido. La Roda, Cap Negret o Barreta-Mascarat son algunas de ellas, ideales para el descanso y el relax. Eso sí, casi todas son de cantos rodados, tenlo en cuenta. Si quieres una propuesta de paseo a orillas del mar, no te pierdas el animado recorrido que une el puerto deportivo, o Club Náutico de Altea, con el antiguo puerto pesquero.

Como recomendación, en la zona de playa conocida como Castell de l’Olla se desarrolla, el sábado más cercano a la festividad de San Lorenzo, uno de los espectáculos de pirotecnia más bellos de la costa mediterránea. Los castillos de fuego surgen del mismo mar, iluminando la bahía de Altea y creando una espléndida postal que no se puede ver en ningún otro lugar.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?