Viajes

El Museo Minero de Escucha muestra todos los secretos de una mina real de carbón

Teresa Rey

Sábado 13 de abril de 2019

2 minutos

Nos introduce en el mundo de este mineral y muestra las singularidades que entraña el oficio

El Museo Minero de Escucha nos muestra todos los secretos de una mina real de carbón (Bigstock)
Teresa Rey

Sábado 13 de abril de 2019

2 minutos

El Museo Minero de Escucha se abrió al público en el año 2002. Está ubicado en la comarca de Cuencas Mineras, que pertenece a Teruel, y no es un establecimiento de este tipo al uso. Es realmente una mina de carbón (Lignito), que se ha habilitado para que los visitantes conozcan más acerca de cómo son estas instalaciones y el trabajo en una mina de estas características. Desde el primer momento la visita es bastante impactante pues hay que subir a unos carros de transporte de personal, auténticos, que descienden por una galería con una inclinación de 36º durante una distancia de 200 metros. Y eso es solo el principio…

Qué vamos a descubrir

La mina está totalmente habilitada para visitarla con tranquilidad a través de varias galerías que ofrecen distintos itinerarios. En total, son unos 400 metros de terreno llano a través de los cuales vamos descubriendo cómo es trabajar bajo tierra, sin que penetre un rayo de sol.

Las medidas de seguridad son absolutas, de modo que cualquier persona que acude a estas minas recibe un equipo de protección individual, consistente en un casco que lleva una lámpara minera instalada en la misma. Aparte, se llevan a cabo otras actuaciones en este sentido por los responsables del museo, y además hay distintas salidas de emergencias.

En las galerías del interior podremos conocer poco a poco las herramientas con las que se laborea en una mina, con recreaciones que se corresponden a distintas épocas. Nos llamará la atención lo desprotegidas que estaban hace no mucho las personas que se ganaban el pan trabajando este oficio.

Como singularidad, destacar que es el único lugar de España que posee un tajo de carbón abierto al público, de modo que se puede ver con bastante precisión de qué forma se extrae este mineral.

Información práctica

La visita dura aproximadamente unos 75 minutos y se puede hacer guiada, lo cual es recomendable, pues el guía aporta información extra bastante interesante, sobre todo, si quieres saber más acerca de la minería. En este caso las plazas son limitadas, pero se puede hacer reserva previa. Es más, en cualquier caso si decidimos conocer estas minas es necesario llamar con antelación. Los mayores de 65 años tienen un descuento de tres euros, de modo que su entrada tiene un precio de 10 euros. Puedes aproverchar la visita, parar acercarte a lugares cercanos como la Sierra de Albarracín.