Viajes

Solo por conocer estos sorprendentes aeropuertos, merece la pena coger un vuelo

Victoria Herrero

Lunes 25 de marzo de 2019

2 minutos

Aviones que vuelan a 25 metros por encima de una playa o enormes mezquitas en las instalaciones

 Uno de los sorprendentes aeropuertos, el Internacional Princesa Juliana (bigstock)

Para muchos, los aeropuertos son lugares de paso para coger el vuelo hacia las vacaciones soñadas. Sin embargo, muchos de estos edificios merecen la pena ser contemplados de forma más detenida debido sus peculiares características. Amplias extensiones que haría imposible recorrerlos a pie en un par de horas, ubicaciones por encima de la cabeza de turistas tumbados plácidamente al sol o construidos en una especie de isla flotante sobre el agua.

¿Quién no quiere que se le retrase el vuelo para darse una vuelta por algunos de estos sorprendentes aeropuertos? 

Aeropuerto Internacional Princesa Juliana

Uno está sentado tranquilamente en una playa de ensueño y, de repente, a menos de 25 metros sobre nuestra cabeza un impresionante avión de pasajeros se dispone a tomar tierra en una pista cercana. Igual puede que nos llevemos un susto de la impresión, pero para los habitantes y turistas habituales de la isla caribeña de San Martín no es algo que les llame demasiado la atención. Y es que su aeropuerto se encuentra justo al lado de una carretera colindante con esta playa. Por lo tanto, es ruta de paso obligada para todos los aviones que quieran aterrizar o despegar de sus instalaciones. ¡Esperemos que el piloto no se despiste!

 Aeropuerto Internacional Princesa Juliana (bigstock)

Aeropuerto internacional Rey Fahd

Pero, para impresionantes los 780 kilómetros cuadrados de extensión del Aeropuerto internacional Rey Fahd en Arabia Saudita. Unas dimensiones que le otorgan el título de ser el aeropuerto más grande del mundo y al que no le falta ni un detalle; todo ello reflejo de la opulencia de aquella zona. Así, entre los servicios que el pasajero puede encontrarse tenemos una inmensa mezquita para miles de fieles o un impresionante vergel de árboles y plantas por donde darse un paseo -que te llevará un tiempo-. La familia real posee su propio piso particular de los seis que forman la terminal de esta obra mastodóntica.

Aeropuerto Internacional de Osaka Kansai

Que los japoneses van un paso por delante es un hecho. Si no, a quién se le iba a ocurrir construir un aeropuerto en una isla artificial. El segundo aeropuerto por volumen de tráfico del país nipón está enclavado en la bahía de la ciudad japonesa a la que se une por una carretera de 3 kilómetros que cruza este trozo de mar. Todo un espectáculo de ingeniería que tuvo que sortear varios problemas logísticos importantes -la isla se hundía- durante su puesta en pie. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?