Opinión

13 de noviembre: próxima cita en defensa de las pensiones

COESPE
Los pensionistas, "indignados", piden una auditoría de la Seguridad Social y la dimisión de Escrivá

La movilización avanza, el día 16 de octubre fue un día que marca la historia de nuevo del movimiento pensionista. La manifestación de Madrid, con la participación de miles de ciudadanas y ciudadanos de todo el país, demuestra que el  relato de los poderes financieros y sus colaboradores políticos, sociales y sindicales está poniéndose en cuestión  por la sociedad.

El sistema de pensiones público goza de buena salud, es sostenible y no hay razones de ningún tipo para que sea modificado o reformado a la baja, con medidas antisociales que supongan medidas de privatización y de factores de  desmantelamiento de un derecho público y universal. Las negociaciones secretas y al margen del conocimiento de la sociedad que se están produciendo, y cuyos actores tienen muy poco que ver con los intereses generales de la mayoría  de la clase trabajadora y de la sociedad, deben ser paralizadas, las medidas legislativas que se pretenden  imponer con el apoyo del capital financiero (banca, entidades  financieras, CEOE, CEPYME) a través de los planes privados  de empresa, y negociados por las organizaciones sindicales son mecanismos contra las pensiones públicas, de división de clases entre las y los trabajadores, estableciendo un sistema  insolidario, de empobrecimiento de las pensiones públicas, manteniendo la brecha de género, las desigualdades sociales, imponiendo un sistema inferior para aquellas capas sociales que no puedan tener en un mercado laboral sin derechos y sin trabajos y salarios dignos y suficientes, pensiones  públicas dignas y suficientes. El pacto secreto contra las  pensiones debe ser rechazado por las y los Diputados progresistas en el Parlamento

Las más de 300.000 firmas recogidas en favor de una auditoría pública de las cuentas de la Seguridad Social, entregadas el 20 de octubre a los grupos parlamentarios y al Gobierno de coalición, apoyando las acciones y movilizaciones en defensa de la luz y taquígrafos en los gastos impropios de la Seguridad Social, que los gobiernos han  producido a lo largo de los años, y la exigencia apoyada con más de 950.000 firmas para que las pensiones públicas estén  garantizadas y revalorizadas con el IPC real, que todas las plataformas, mareas y colectivos hemos realizado coordinadas por COESPE, son un punto y seguido en el mantenimiento de las movilizaciones. 

El próximo día 13 de noviembre debe ser un nuevo día de movilizaciones en todo el estado en defensa del Sistema Público de Pensiones actual, que debe ser mejorado con  los datos reales y en beneficio del interés general. 

Las reivindicaciones del movimiento pensionista siguen plenamente vigentes. COESPE llama a seguir la movilización y la presión, a la unidad de acción del movimiento pensionista, a las trabajadoras y trabajadores de este país, a sus  epresentantes sindicales, a los movimientos sociales y a los partidos políticos progresistas, a mantener las acciones que posibiliten parar el golpe al Sistema Público de Pensiones conocido, solidario, intergeneracional e interterritorial. 

Las acciones se deben mantener, la presión también, los  lunes al sol en las plazas, pueblos, ciudades y regiones del  Estado. Las acciones decididas entre todas las organizaciones  sociales, sindicales y políticas de todo tipo. 

Ni un paso atrás, la defensa del Sistema Público de Pensiones  lo precisa.  ¨GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES PÚBLICAS  Y LOS DERECHOS SE DEFIENDEN¨.


Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE)

Sobre el autor:

COESPE