Balbino Lozano
Opinión

Envejecimiento y despoblación en nuestra provincia: Zamora

Balbino Lozano Vicente
Proyecto Arraigo para evitar la despoblación de entornos rurales

El hecho del progresivo envejecimiento en la provincia de Zamora, lo están tratando muchos como un problema que amenaza la economía del país, en lugar de verlo como el resultado de un aumento de esperanza de vida en las personas que han conseguido, a través de mejoras técnicas y científicas, un importante incremento de la calidad de vida humana.

La Federación Provincial de Jubilados y Pensionistas de Zamora lleva más de veinte años luchando por que las personas mayores permanezcan en sus respectivas localidades e incentivándoles para que estén activos con el fin de que su vida sea saludable y retrasen lo más posible las temidas situaciones de dependencia.

En la actualidad, más de cien Asociaciones reciben talleres de diferentes actividades como son gimnasia de mantenimiento, introducción a las nuevas tecnologías, entrenamiento de la memoria, educación vial, etc.; actividades que se están llevando a cabo gracias a la colaboración de la Junta de Castilla y León, la Confederación Nacional de Jubilados de España, la Jefatura Provincial de Tráfico, la Diputación Provincial, y la propia aportación de los socios que contribuyen económicamente al mantenimiento de monitores.

Es de destacar que, 112 Asociaciones de Jubilados disponen de correo electrónico para mantenerse al día de las informaciones que les puedan afectar. Mientras que los jubilados puedan ser autosuficientes, somos conscientes de que quieren permanecer en su pueblo, disfrutando de lo suyo, en compañía de quienes conocen y con los que siempre han vivido.

Claro que, es ley de vida que a medida que los años pasan el ciclo vital se acaba y va llegando el momento final. Ello es una de las principales causas de la despoblación de los núcleos poblacionales, porque mueren las gentes mayores y no nacen niños, además de que quienes están en edad de procrear tienen necesidad de emigrar para conseguir el sustento que precisan.

Pero es una evidencia que las personas mayores que todavía quedan en los pueblos quieran quedarse en ellos hasta el final de su existencia, lo que es un derecho que nadie les debe negar; es más, las Administraciones públicas, la sociedad en general están obligados a proteger y ayudar a quienes han creado, han trabajado, han luchado y sufrido por conseguir este mundo en que vivimos.

Es lamentable que habiendo alcanzado una mayor esperanza de vida, habiendo logrado alcanzar edades que en el pasado siglo eran impensables, ahora se diga que el envejecimiento es un problema y que la economía peligra por culpa de haber tantos "viejos" y utilizo esta expresión por lo mucho que tiene su significado de caduco e inservible, cuando en realidad las personas mayores, que levantamos un país de postguerra y que ahora muchos todavía ayudan a sus hijos con problemas de paro o cuidan de los nietos para que los hijos tengan tiempo de trabajar, seguimos siendo un núcleo productivo para la sociedad.

En nombre de todas las personas mayores integradas en las 234 asociaciones federadas, con un total de cerca de 20.000 socios, que componen alrededor del 30% de los habitantes de la provincia de Zamora, pido protección y respeto de nuestros derechos y sobre todo, el derecho constitucional señalado en el artículo 19 de la Carta Magna, de elegir libremente el lugar de residencia.

Para ello, deben mantenerse los servicios públicos necesarios en cada localidad, llevarlos allí donde no los haya o reponerlos donde fueron suprimidos; prestaciones que son lo contrario de lo que, al parecer se está proyectando, que es la eliminación de los pequeños núcleos de población.

Sabemos que prestar servicios sociales a quien los necesite no es negocio rentable, pero es que gobernar no se debe hacer con ánimo de lucro pecuniario sino con el fin de conseguir el bienestar de las personas.

En una reunión mantenida en la Diputación Provincial de Zamora, se intenta poner en práctica la estrategia de la "Silver Economy", que tiende a aprovechar el progresivo envejecimiento de la población para convertirlo en oportunidades de negocio.

Recientemente, la prensa local ponía como titular de primera página las palabras de Ignacio Molina de la Torre, Director del Comisionado del Gobierno frente al reto demográfico: "Dejar morir a los pueblos nunca es la solución de ningún modelo territorial". De acuerdo con esta expresión, hagamos todo cuanto esté a nuestro alcance para que las localidades de nuestra provincia permanezcan vivas.


Balbino Lozano Vicente, Presidente de la Federación de jubilados y pensionistas de Zamora y miembro de la Junta Directiva de Conjupes 

0

No hay comentarios ¿Te animas?