Balbino Lozano
Opinión

Intergeneracionalidad

Balbino Lozano Vicente
Intergeneracional

Intergeneracionalidad, una palabra tan larga, necesariamente tiene que encerrar un gran significado. Podemos concretarla a las relaciones abuelo-nieto, aunque mejor aún se extiende a mayores, adultos, jóvenes y niños. Que existan relaciones entre las diferentes edades o grupos generacionales es una necesidad que se impone para el mejor funcionamiento de la sociedad.  La evolución de las costumbres y los avances culturales deben extenderse a todos para comprenderse mejor.

Conozco a muchas personas mayores que son reacias a implicarse en las nuevas tecnologías y ello les lleva a apartarse de  muchos grupos de su entorno social, incluso de su propia familia. No cabe duda que ponerse al día en el conocimiento y manejos de los muchos adelantos de las técnicas,  requiere un esfuerzo de dedicación y estudio; pero ahí está la oportunidad de hablar con la juventud y con los niños que saben manejar esos instrumentos modernos con total maestría y ellos pueden enseñar a los mayores.

Muchos mayores, por un amor propio mal entendido, se resisten a ser enseñados por sus hijos o nietos, cuando en realidad no han nada más gratificante que,  a través de conversaciones para ampliar el conocimiento, se estrechen los lazos de la amistad y el cariño.

Los papeles se invierten

Recientemente, leí algo que podría interpretarse en sentido inverso. Las personas mayores sirvieron de ayuda a los jóvenes para su crecimiento personal y estima por la escuela, a la vez que se establecieron entre ellos una relación basada en la confianza, el respeto y el mutuo entendimiento. Tengo la experiencia de que mis estudios a la avanzada edad de sexagenario, arrastraron a varios jóvenes para matricularse en la Universidad.

Por su parte, los jóvenes pueden ayudar a los mayores a desarrollar un envejecimiento activo y a mejorar su autoestima y sentimiento de ser útil. Conectar a los mayores con la responsabilidad social, el voluntariado y la intergeneracionalidad, puede contribuir de forma notable al bienestar de las familias, comunidades, sociedad y  cultura.

Es preciso potenciar los posibles roles de las personas jubiladas en la sociedad del bienestar, porque el continuo crecimiento del número de personas mayores en este país, que alcanza más de ocho millones  de más de sesenta años, desde la perspectiva del voto electoral, permitiría tomar decisiones importantes en el funcionamiento político.



Balbino Lozano Vicente 

Presidente de la Federación de jubilados y pensionistas de Zamora y miembro de la junta directiva de CONJUPES 

0

No hay comentarios ¿Te animas?