Fernando Ónega
Opinión

Una cierta prostitución

Fernando Ónega
Sánchez propone a la exministra de Justicia Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado

El presidente del Consejo del Poder Judicial, don Carlos Lesmes, es un sabio. Y, como sabio que es, sometió a votación si Dolores Delgado “cumple los requisitos” y evitó una guerra civil al no preguntar si, además, era idónea como Fiscal General. El señor Lesmes retiró la pólvora del incendio y evitó la gran explosión. Del hecho obtengo dos consecuencias. La primera, que habría que retirar del vocabulario político la palabra “idoneidad”: no sea que nos acostumbremos a exigirla y medio gobierno y media oposición no den la talla, ética o intelectual. La segunda, que hay que expulsar a los partidos de la elección de miembros de instituciones. Es que ayer volvieron a votar como si el Poder Judicial fuese el Parlamento. En contra de la señora Delgado, siete de los vocales propuestos por el PP. A favor, los mismos que llevaron a Pedro Sánchez al poder. Discúlpenme el tono, pero esto tiene algo de prostitución. 

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?