José Manuel Morais, subdirector general de Vida de Seguros Bilbao
Opinión

Cómo saber si tu producto de ahorro para la jubilación va bien

José Manuel Morais
Cómo saber si tu producto de ahorro para la jubilación va bien

Los productos de ahorro son una buena alternativa para aquellas personas que quieran contar con un ingreso extra cuando se jubilen. En este sentido, lo más recomendable es estudiar el mercado, analizarlo y escoger el plan que más se ajuste a las necesidades individuales. Pero, tras estos pasos, el viaje del ahorro para la jubilación continúa. 

Desde el principio, el ahorrador ha de ser consciente del tipo de plan escogido. No es lo mismo un perfil de riesgo conservador frente a otro con mayor tolerancia al riesgo. En cualquier caso, la clave está en tener claros los objetivos; observar la evolución de las inversiones con cierta periodicidad y hacer un análisis exhaustivo para no precipitarse a la hora de tomar decisiones.

Asimismo, para poder afrontar cualquier cambio importante sobre el producto hay que disponer de información sobre cómo se está comportando. En este sentido, la entidad con la que se ha contratado tiene que facilitar datos sobre éste al usuario con cierta periodicidad (informes, información publicada en la página web, etc.).

Estas cifras son muy útiles para comprobar su evolución y estimar cuál es su previsión a futuro. Por eso, es importante consultar con la entidad financiera todas aquellas dudas que genere el producto contratado y aquí el papel de los mediadores es fundamental para ayudar a los clientes a fijarse un objetivo y enseñarles a interpretar la información.

Una vez el cliente tiene claro los rendimientos que espera obtener con su producto de ahorro, es el momento de supervisar que, “las pequeñas metas” marcadas al principio se estén alcanzando. Si se cumplen, significa que la previsión inicial era correcta. De lo contrario, si los indicadores son peores de lo esperado, se debe valorar si es necesario hacer un cambio de estrategia o si se prefiere mantener y esperar.

Aquí la rentabilidad es, sin duda, el indicador más claro para saber si un producto de ahorro está funcionando correctamente. En los planes de pensiones no se tiende a buscar el beneficio a corto plazo, ya que el foco del rendimiento esperado está en el largo plazo. Además, aunque el producto puede estar generando beneficios, puede ocurrir que esa rentabilidad no alcance los objetivos deseados. Por tanto, es fundamental que el ahorrador se mantenga atento a la evolución del producto.

Y si la rentabilidad ayuda a los clientes a ver cómo se está comportando su producto de ahorro, el pronóstico les ayuda a entender qué dirección tomar y por qué. El modelo de trabajo de los planes de ahorro consiste en intentar prever qué inversión va a generar más beneficios y conocer cuál es el riesgo que está asumiendo con cada movimiento. Los gestores tienen que poner al alcance de los usuarios la información sobre los movimientos que se están o se van a realizar para que éste conozca cómo se están y se van a gestionar sus aportaciones.

Así, para poder hacer unas estimaciones correctas, es muy importante estudiar el comportamiento del mercado en el pasado y a futuro. Por supuesto, tanto el análisis y la consiguiente toma de decisión pueden resultar complejos. Por ello, una buena opción es acudir a profesionales que acompañen y apoyen al ahorrador para que el camino hacia la jubilación sea lo más exitoso posible.

Sobre el autor:

José Manuel Morais, subdirector general de Vida de Seguros Bilbao

José Manuel Morais

José Manuel Morais es subdirector general de Vida de Seguros Bilbao.

… saber más sobre el autor