Paco Ascón Callejo
Opinión

¿Merecemos vivir en este mundo?

Paco Ascón Callejo
¿Merecemos vivir en este mundo?

Estos días de confinamiento, somos muchos, los que dedicamos nuestro tiempo a pensar a meditar, algunos siempre hemos dedicado, parte de nuestro día a hacer eso, pero claro ahora tenemos más tiempo a nuestra disposición.

Hoy, se me ocurrió analizar, si realmente merecemos, el privilegio de vivir esta fase de nuestra existencia, que nos ha tocado hacerlo, como seres humanos, en este hermoso planeta.

El universo, ha puesto a nuestra disposición, todo lo que pudiéramos necesitar, en unas cantidades, millones de veces superiores a lo que sería preciso, tenemos un mundo, que nos ofrece completamente gratis, todo lo que se nos ocurra, para la alimentación del cuerpo y del espíritu, solo tenemos que compartirlo, con el resto de seres vivos.

Tenemos la tierra, que nos regala absolutamente todo, tenemos el cielo, con una diversidad de condiciones maravillosas, para nuestro disfrute, tenemos unas variantes geográficas, de una riqueza auténticamente fascinante, tenemos bosques, tenemos ríos, tenemos una variedad de fauna, flora y minerales francamente inagotable, si no fuéramos tan irresponsables.

Pues bien, teniendo todo esto a nuestra disposición, nos empeñamos absurdamente en fabricar dinero. ¿Para qué?, para comprar lo que el universo nos regala?, –pues si– lo queremos comprar para venderlo, qué estupidez –pues sí–, somos estúpidos, porque históricamente, nos hemos encargado, de provocar la escasez de determinadas cosas, para vendérselas a nuestros semejantes, consiguiendo, que los que no disponen de ese dinero, solo tengan dos opciones, morir de hambre o robárselo a quien lo tiene, con la consiguiente dosis de odios irracionales, que nos arrastran a las mayores aberraciones, que han existido y existirán si no cambiamos.

Vemos en la Tv, todos estos días, que la mayor preocupación es, ¿cómo saldremos de la crisis económica?, –no si saldremos–, solo se oye, que la deuda cada vez es mayor, –yo me pregunto–¿a quién le debemos?, quizá sea eso lo que queremos, si nos morimos o nos matamos, ya no pagamos la deuda, ¿es eso?.

La única preocupación es, ¿cómo saldremos de esta crisis económica?, no oigo a nadie –bueno a unos pocos si– , que diga: vamos a compartir lo que tenemos, vamos a dejar que el mundo se recupere y que volvamos a tener, lo que el universo nos regala para compartir.

Solo pensamos en, si las empresas subsistirán, si la bolsa se hunde, si los grandes capitales se arruinarán, ¿porque esa “Bolsa” , esas “Empresas”, esos grandes “Capitales”, no comparten, con los que no tienen nada? ¿Por qué, no se deja a la tierra que se regule y que se vuelva a producir más lo que necesitamos y menos, lo que quieren hacernos creer que necesitamos?

Qué pena me da comprobar, incluso antes de acabar con la pandemia, que no está sirviendo de aprendizaje, que en cuanto la puñetera economía se recupere, volveremos a caer en la brutal separación social, -pero no la profiláctica- sino la económica, no aprovecharemos para equilibrarnos y compartir, sino que seguirá aumentando, cada vez más, el número de miserables muriendo de hambre, mientras los ricos cada vez se irán a la tumba con más “dinero”, ¡Para qué?.......

Yo, no me quiero conformar con esa sentencia, yo quiero merecerme vivir, el tiempo que me quede, como el universo decida, no como lo haga el gran capital.


Paco Ascón Callejo
Artista Plástico, Gallego de adopción desde 1962

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?