Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

La menopausia triplica la artrosis

Ramón Sánchez-Ocaña
La menopausia triplica la artrosis

Si tiene mas de 45 años y está en esa llamada perimenopausia, seguramente siente dolor en las articulaciones. Y es que el descenso de estrógenos que llega hacia esa edad es uno de los factores de riesgo claro para sufrir artrosis. (La menopausia en España se sitúa en torno a los 50 años con una variación de mas o menos 3 años; es decir, en el periodo que va desde los 47 hasta los 53).

De hecho, ocho de cada diez mujeres menopáusicas dicen sufrir dolor articular y de ellas, por lo menos la mitad lo califican de importante o insoportable. Parece ser que los estrógenos tienen una notable función protectora del cartílago. Y al llegar la menopausia  comienza la degeneración de ese cartílago.

Recordemos qué es la artrosis: Cuando dos huesos articulan, para que no rocen entre sí disponen de un almohadillado suave y lubrificado que  es el cartílago articular. Es como una alfombra entre los dos huesos. Pero ese cartílago puede ir destruyéndose, y entonces va a fallar la amortiguación y el movimiento se hará doloroso. Los huesos  rozarán entre sí y acabarán deformándose.

En otras palabras, la destrucción progresiva del cartílago hace que éste pierda elasticidad y consistencia por lo que ya no puede cumplir su función. A su vez, al desgastarse, el hueso crece de forma irregular para compensar ese desgaste. Y de ahí las deformaciones que aparecen en las zonas de artrosis. Es el reumatismo mas frecuente: la cuarta parte de la población adulta sufre alguna forma de artrosis y este porcentaje va creciendo con la edad.

El síntoma básico es el dolor e inflamación en las articulaciones, sobre todo en rodillas, cuello, zona baja lumbar, manos, caderas y pies. Suelen mejorar los síntomas con el reposo y empeorar con el movimiento. Y es curioso anotar que hay problemas psíquicos como la depresión o la ansiedad que agravan el dolor. Y afecta a tres mujeres por cada varón.

0

No hay comentarios ¿Te animas?