Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

¿Sabes qué hacer ante un accidente de tráfico?

Ramón Sánchez-Ocaña
¿Sabes qué hacer ante un accidente de tráfico?
Píldoras

Siga estos consejos:

  • Proteger
  • Avisar
  • Socorrer (si sabe)

Todo hace suponer que a partir del día 9 –y sobre todo de cara al verano-se va a incrementar de forma notable el tráfico. Y por tanto , el riesgo de accidentes. ¿Sabría qué hacer si  por desgracia, le toca presenciar uno?

Lo primero: todos los esfuerzos deben  dirigirse a limitar la gravedad del traumatismo y del sufrimiento que ocasiona, a prevenir las muertes y evitar las discapacidades.

Lo que debe hacer

Proteger

No olvide nunca la secuencia P.A.S. que son las iniciales de Proteger-Avisar-Socorrer. Por ese orden y sin precipitaciones. Si presencia el accidente aparque bien y señalice cuanto antes (luces de emergencia, triángulos -ya sabe que serán sustituidos por pilotos-- focos, linternas si es de noche). Compruebe si hay gasolina derramada y pida que la cubran con tierra o arena. Si hay fuego en los vehículos trate de apagarlo. Y procure señalizar el tráfico hasta la llegada de la Guardia Civil.

Avisar

Llame al 112, Guardia Civil, Cruz Roja. Recuerde que debe decir el número de teléfono desde el que llama (por si hay que comprobar la llamada o para recibir información). Lugar del accidente con todos los datos posibles que faciliten la llegada de auxilio. Una descripción somera del accidente para que se puedan evaluar los recursos necesarios; tipo de accidente (atropello, vuelco, salida de la carretera, choque de dos vehículos…).

Socorrer

Una frase que puede llamarla atención, pero que los expertos señalan como importante: Si no sabe, no socorra. Porque una atención con la mejor voluntad, pero sin conocimiento puede agravar la circunstancia. Por eso una norma que se debe respetar siempre es NO MOVER al  accidentado salvo que corra un peligro inminente (riesgo de explosión del vehículo, o de incendio). No intente cogerlo usted solo en brazos. Déjelo tumbado y si es posible tápelo con una manta o con lo que sea para que no pierda calor. Procure que tenga una buena respiración. Permanezca a su lado para que se tranquilice y vigile cómo va evolucionando. Procure que la cabeza esté inmóvil porque si la fractura es de columna puede causar una lesión seria. No lo doble ni lo incline. Suele existir la tentación de parar al primer coche que se acerque para trasladar a la víctima a un centro sanitario. NO ES ACONSEJABLE. Ese traslado, si hay fracturas, puede ser grave. Espere a que llegue la ambulancia que tiene los elementos precisos para trasladar al herido de la mejor forma.

Hemorragia

Si se rompe un vaso importante y hay pérdida brusca y abundante de sangre puede ser grave. Perder una tercera parte de la sangre es ya muy comprometido. Si la pérdida es grande, puede producirse un shock, un desmayo. Lo primero que debe hacer es acostar al herido (Imagine que el ser humano es como una botella cargada de sangre. Y que el tapón, es por su situación, el punto más importante que debe tener siempre riego : el cerebro. Si se abre un orificio en la botella, por la propia presión de la sangre, la zona  que primero se va a quedar sin riego es la más alta... que es la que más la necesita). Por eso siempre se debe acostar al herido, pero no del lado de la hemorragia, claro, sino del lado contrario. Y después la regla clásica del socorrismo: Apretar para detener la salida de la sangre y ayudar a la coagulación. Acostar, (recuerde el ejemplo de la botella) Y avisar a un centro sanitario o a quien pueda disponer de un transporte urgente.

El torniquete

Muchos expertos en primeros auxilios desaconsejan el torniquete; pero si cree que no hay más remedio que ponerlo, debe seguir unas reglas. Nunca utilice  materiales estrechos, como una cuerda, un cable, o hilos, porque la presión produciría un corte. Es imprescindible anotar, junto al torniquete, la hora en que se ha sido puesto. Y una regla que NUNCA se puede violar: El torniquete podría ponerlo cualquiera; pero sólo lo puede quitar el médico.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor