Portela
Opinión

Talento sénior: la razón por la que las empresas se equivocan de estrategia

José Luis Portela
Talento sénior: la razón por la que las empresas se equivocan de estrategia

¿Por qué las empresas se equivocan de estrategia al considerar que los directivos a partir de los 50 años no son tan interesantes como otros tipos de directivos? 

La realidad nos indica que, en el mercado actual, las empresas empiezan a no considerar atractivos a los directivos entre los 50 y los 65 años, y prefieren a los de 40. Sin duda esta tendencia supone una falta de visión estratégica a medio plazo y una falta de entendimiento del valor real que aportan las personas a las organizaciones. 

Si analizamos los presidentes de Estados Unidos y vemos la edad media que tienen versus los que tenemos en Europa, y sobre todo en España, observamos un gap de unos 20 años. Este es uno de los motivos por los cuales Estados Unidos sigue siendo el país de referencia en el mundo. En el ultimo debate de las selecciones en España, de los cuatro candidatos que había solo queda uno, y esto nos debería hacer reflexionar mucho.

¿Qué diferencia hay entre un directivo de 55 y uno de 40?

La gran diferencia es la experiencia de vida. Si lo piensas un poco, en la carrera profesional de las personas, los años no te dan mucho más conocimiento técnico. Los años te dan la experiencia de haber vivido situaciones muy diversas y además haber tratado con personas muy distintas. 

Por poner un ejemplo concreto, un director financiero de 40 años comparado con un director financiero de 55, el que tiene más años, no sabe calcula la beta apalancada mejor que el más joven. La gran diferencia es que el que tiene más años, ha vivido más crisis y cambios en el entorno, ha negociado más veces deudas de clientes que no han querido pagar, ha tenido que motivar, o corregir más veces a su equipo, etc. En definitiva, tiene más experiencia de vida, que aporta mucho más que el conocimiento técnico. 

En el mundo profesional de los médicos, o los abogados, la edad es un plus de garantía y cada año se les valora más. Sin embargo, en el mundo de los directivos, esto no sucede, y no sucede por una mala interpretación del valor que aportan los directivos a las empresas. Un directivo, no dirige empresas, dirige personas y situaciones de cambio, y por lo tanto con los años tienen mucha más experiencia y deberían de estar mejor valorados.

Soy de la opinión, que el gran cambio digital que hemos vivido, y la aparición de directores generales jóvenes que pronto han triunfado, han dado una imagen al mercado equivocada de como tienen que ser los nuevos directivos en las empresas. Hemos relacionado tecnología y cambio con juventud, y esta correlación no es del todo cierta. 

Las empresas deberían de invertir en directivos senior de más de 60 años, que tienen mucha experiencia profesional y de vida que son capaces de aportar valor a través de una estrategia sólida, no una rápida. A corto plazo se pueden tomar muchas decisiones, pero la clave es saber dónde dirigir el barco, y en esto los mejores marineros son los que tienen la barba más blanca.

Sobre el autor:

Portela

José Luis Portela

José Luis Portela es directivo intrenacional experto en Interim Management, Dirección Estratégica de Proyectos, Dirección de Operaciones y Mentoring Directivo.

En la actualidad ocupa los siguientes cargos: Director Programa Dirección Estratégica Proyectos IE Business School, CEO y Consejero delegado MAGTALENT, CEO y Consejero delegado MENTORING DIRECTIVO, Consejero asesor PORSCHE España movilidad eléctrica y escritor y conferenciante en prensa, radio y televisión.

Principales logros: Medalla de Oro Europea al mérito en el trabajo por la Asociación Europea de Economía y Competitividad, Premio especial mejor profesor IE Business School executive edication, Perfil LinkedIn top 20 español.

… saber más sobre el autor