Consejos

Cómo actuar en caso de un accidente en la naturaleza

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 20 de diciembre de 2019

3 minutos

Los expertos aconsejan acudir siempre en compañía cuando se hace un ruta por la montaña o el campo

Cómo actuar en caso de un accidente en la naturaleza

Salimos a dar un paseo por el campo o la montaña y a pesar de ir preparados con la ropa adecuada y demás pertrechos, puede darse un accidente o una complicación. ¿Sabemos cómo debemos actuar en estos casos? Probablemente tengamos algunas nociones, pero los expertos en este tipo de rescates nos aconsejan tener en cuenta unas premisas básicas: Protege, Avisa y Socorre, es decir, el protocolo conocido como PAS.

Siempre prevenir

Estas tres palabras son esenciales a la hora de saber qué debemos hacer si nos encontramos con un accidentado en la montaña. Pero antes de profundizar en los detalles es importante recordar unos aspectos básicos cuando vamos a hacer alguna actividad en la naturaleza.

La primera recomendación es minimizar los riesgos. Esto se consigue adoptando varias medidas, una de ellas es comentar con alguien siempre a dónde vamos a ir. Si no especificamos qué lugar visitaremos y no se nos puede localizar por ejemplo a través del móvil, entonces no habrá manera de averiguar por dónde empezar a buscarnos. Incluso para aumentar la seguridad, se aconseja acordar hacer una llamada o enviar un mensaje sobre una hora concreta, cuando más o menos tengamos previsto en qué momento vamos a terminar el paseo.

Antes de emprender cualquier actividad, debemos planificar todo. Qué ropa llevaremos, qué provisiones meteremos en la mochila y habernos informado de la climatología prevista. Esto último es crucial, aunque el tiempo en la alta montaña muchas veces es cambiante. Así pues, la improvisación no debe ser una alternativa, cuanto más hayamos estudiado todo menos complicaciones hallaremos en el camino y si surge alguna tendremos más recursos para actuar.

Al estar rodeados solo de naturaleza únicamente dispondremos de los propios recursos que nosotros hayamos llevado. Por lo tanto, es una de las cosas hemos de tener muy presente cuando realizamos este tipo de actividades. En estos casos el “por si acaso” no está de más nunca.

La respuesta adecuada en un accidente de montaña es más importante de lo que se pueda pensar, pues muchas veces de esta depende un final u otro. Los expertos nos aconsejan hacer estas salidas al campo siempre con al menos tres personas. Esto obedece a una regla, y es que si uno se accidenta, otro se queda con el herido y el tercero marcha a buscar ayuda. No obstante, si esto no es posible el PAS se ha de aplicar igualmente.

Accidente en naturaleza

Proteger

Cuando se habla de proteger se está haciendo referencia a que la escena donde ha acontecido el accidente se vuelva lo más segura posible. Tendremos que evaluar qué riesgos hay y tratar de eliminar en la medida de lo posible aquellos elementos que son peligrosos tanto para el herido como para nosotros mismos y el resto del grupo.

La víctima es la más vulnerable y por lo tanto se le ha de dar la mayor protección posible. Para ello hay que comprobar en qué estado se encuentra, si habla o no, si está inconsciente, si respira… Por ejemplo, si está inconsciente pero respira y no hay sospecha de una lesión medular por un impacto en la cabeza o la espalda, se le puede colocar en la posición lateral de seguridad, es decir, simplemente de lado. Con esta postura se mantienen las vías respiratorias abiertas y en el caso de que tenga necesidad de vomitar lo hará sin peligro.

Si hace frío deberemos evitar que el accidentado entre en hipotermia y se le tapará bien con mantas o ropa de abrigo que tengamos a mano. En el caso que de que esté consciente y nos escuche le intentaramos tranquilizar y calmar.

Avisar

Después viene la fase del aviso, la cual dependerá de distintas variables. Si tenemos móvil y hay cobertura llamaremos al 112. Se ha de procurar mantener la calma pues nos harán varias preguntas siendo la más importante la de las coordenadas de la ubicación en las que nos encontremos. Esto se puede mirar en el móvil a través de alguna aplicación o del propio Google Maps.

La cosa se puede complicar si se carece de cobertura, en cuyo caso habrá que ir a buscarla. Para ello dejaremos sola a la persona que ha sufrido el accidente, pero antes comprobaremos que lo hacemos en las mejores condiciones posibles. En el caso de no disponer de móvil habrá que buscar un punto de socorro, un refugio, a otros senderistas, etcétera. Todo esto deberemos ejecutarlo con la mayor calma posible y controlando siempre dónde hemos dejado al accidentado.

Cuatro rutas de senderismo para disfrutar de la naturaleza en invierno

Socorrer

El último aspecto que contempla este protocolo es socorrer. Aquí se hace referencia a la posibilidad de ayudar a la víctima en función de nuestros conocimientos de primeros auxilios. Si estos son nulos o muy básicos es mejor dejarla tal y cómo se encuentre y no moverla. Si sabemos aplicar las maniobras de reanimación cardiopulmonar o RCP y son necesarias, las usaremos lo más rápido posible. En el caso de tener un botiquín, podrá sernos útil si hay heridas.

Después, solo queda esperar y ser paciente. Si has podido avisar por el móvil la ayuda llegará tarde o temprano, por lo que has de procurar no ponerte nervioso tanto por el bien de la persona que ha sufrido el accidente como por el tuyo propio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?