Al aire libre

Qué factores hay que tener en cuenta para elegir una ruta de senderismo

Marco Herrera

Jueves 28 de noviembre de 2019

3 minutos

Son varios los factores a tener en cuenta para que tu recorrido cuente con más o menos dificultades

Ruta de senderismo (Creative commons)
Marco Herrera

Jueves 28 de noviembre de 2019

3 minutos

El senderismo es una actividad física de lo más saludable, que te permite disfrutar de la naturaleza y llevar a cabo un ejercicio de resistencia pero moldeable a distintos estados físicos y edades. La elección de una ruta no debe hacerse, por tanto, de forma aleatoria, ya que la dureza en el desnivel de las pendientes o el estado del terreno pueden hacerte pasar de una agradable experiencia deportiva a un mal trago. 

Factores

El primero de los factores a tener muy en cuenta a la hora de elegir una ruta es el de conocer la misma. Es un detalle de los más importantes, sobre todo si se va a salir solo, ya que al conocimiento del recorrido y evitar posibles desorientaciones, se une el conocer el tiempo que se tarda en hacer la ruta. El factor del tiempo es crucial, puesto que tanto si eliges una ruta demasiado corta para tu preparación como si seleccionas una más larga de lo que tu capacidad requiere, estarás entre la frustración del primer caso y el riesgo del segundo.

Rutas de senderismo fáciles por la Sierra de Madrid (Creative commons)

También es muy importante llevar agua y comida para la ruta, sobre todo si esta va a ser larga. Nunca sabes en qué momento puedes sufrir una lesión y tener que esperar una ayuda o sentir cansancio por el esfuerzo físico. Tanto agua como un poco de comida (plátanos, barritas energéticas...) son de vital importancia cuando te dispones a salir de senderismo.

Apuesta por lo conocido

En España hay miles de caminos por los que hacer senderismo, muchos de ellos con indicaciones claras. Si no eres un experto en la práctica o desconoces una zona, intenta ir por estas rutas, las cuales están perfectamente señalizadas para que no tengas problemas de desorientación o de cara a recibir un poco de ayuda. Fíjate muy bien en la señalización de las mismas, pues sus colores te avisarán de lo que te vas a encontrar. Esas marcas son muy simples de seguir y además te ayudarán a no salirte de la senda marcada, pues las encontrarás también señalando los caminos incorrectos. 

Eligir la ruta y la hora dependiendo de la época del año es otro factor que no debes olvidar. En verano, en determinadas zonas de nuestro país el sol puede ser abrasador durante muchas horas del día, por eso es mucho mejor salir temprano cuando todavía las temperaturas no marcan sus índices más altos. Incluso elegir bosques y rutas que dificulten el acceso de los rayos solares será importante si no quieres aguantar un calor extremo bajo el sol tras las primeras horas del día. En época de lluvias es importante elegir recorridos en los que no tengas que cruzar ríos o terrenos demasiado húmedos. Aunque la lluvia haya parado, las crecidas pueden durar días más tarde y encontrarte con ellas puede ser peligroso.

Sobre el autor:

Marco Herrera

… saber más sobre el autor