Consejos

¿Miedo a volar? Terapias psicológicas para superarlo

Mariola Báez

Sábado 16 de marzo de 2019

2 minutos

Sentir miedo irracional ante un vuelo es una patología denominada aerofobia que puede tratarse

Miedo a volar (Bigstock)

El avión es un medio de transporte que, en muchas ocasiones, resulta indispensable para recorrer largas distancias o para reducir el tiempo de un viaje. Para algunas personas el miedo ante un vuelo próximo puede llegar a suponer un verdadero problema. Los nervios previos y la sensación de angustia en el momento de subir al avión y durante todo el trayecto puede ser incapacitante y llegar a provocar alteraciones serias como taquicardias, dificultad respiratoria, sensación de opresión en el pecho, mareos…

La aerofobia es un problema real, a veces no entendido por las personas que acompañan a quien lo sufre. Los psicólogos afirman que esta patología puede diagnosticarse y tratarse de manera que se obtengan buenos resultados en la mayoría de los casos.

 Miedo a volar (bigstock)

¿Qué se puede hacer frente al miedo a volar?

El miedo a volar es bastante común, pero la fobia ante la idea de subir a un avión es algo más grave y difícil de tratar. Según datos de la aerolínea Iberia, la edad media en la que suele surgir ese miedo a los aviones se sitúa en torno a los 27 años y suele aumentar a medida que llegamos a la madurez. En los casos leves, la lectura, escuchar música o ver una película en un dispositivo móvil pueden ayudar, pero en otras ocasiones, estos "remedios" no bastan,

El origen del pánico a volar puede tener distintas causas, desde una experiencia traumática anterior, hasta factores externos que pueden desencadenar ese miedo: turbulencias, condiciones atmosféricas adversas, retrasos en la salida... Además, es habitual que las personas que sufren estas situaciones padezcan, además, claustrofobia (angustia ante los espacios cerrados) y/o vértigo… Un avión, en pleno vuelo es el caldo de cultivo perfecto para que se desencadenen las tres fobias. 

Si te afecta este problema, existen centros psicológicos especializados en tratar el miedo a volar con técnicas específicas que se centran en dos vías de actuación:

  • Enseñar a seguir una serie de procedimientos de autocontrol que ayuden a manejar la situación de pánico inminente: respiración, visualización guiada, relajación…
  • Encontrar el origen de la fobia siguiendo terapias EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares)

Algunas compañías aéreas, conscientes de este problema, ofrecen cursos para vencer el miedo a volar. Es el caso, por ejemplo, de Vueling que, en colaboración con la Universidad Autónoma de Barcelona, ofrece su curso Disfruta del Vuelo, de unas 10 horas de duración, para que las personas que lo pasan mal en el avión puedan superar la situación y transformar la experiencia de volar en algo positivo y gratificante.

0

No hay comentarios ¿Te animas?